EEUU pide a sus ciudadanos que abandonen inmediatamente Irak

El ataque que EEUU realizó esta madrugada, en el que murieron un comandante de los Guardianes de la Revolución de Irán y un líder de la milicia chií iraquí Multitud Popular, ha elevado la tensión
Embajada de EEUU en Bagdad
 

Reproduce este artículo

La embajada de Estados Unidos en Irak instó a salir inmediatamente del país a los estadounidenses y recomienda que lo hagan preferiblemente por avión, en un comunicado difundido hoy en el que reitera las medidas de seguridad y precaución difundidas para 2020 por el Departamento de Estado norteamericano.

La embajada estadounidense suspendió sus operaciones el pasado 1 de enero un día después del acoso a su sede, que el comunicado oficial atribuyó a "los ataques de milicias en el complejo de la Embajada de EEUU".

Los ataques de las milicias apoyadas por Irán, como las define Estados Unidos, desaconsejan acercarse a la legación diplomática, agrega el comunicado, que precisa que el consulado de Erbil continúa abierto.

El ataque que Estados Unidos realizó esta madrugada en Bagdad y en el que murió Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán, y un líder de la milicia chií iraquí Multitud Popular ha elevado la tensión en toda la región, por lo que Estados Unidos recomienda a sus nacionales extremar las precauciones.

Las milicias progubernamentales Multitud Popular informaron que el vehículo en el que viajaban los dos responsables fue blanco de un bombardeo estadounidense en la carretera del aeropuerto internacional y el Pentágono confirmó poco después el ataque, que buscaba "disuadir" futuros planes de Irán contra intereses norteamericanos en Oriente Medio.

Sin embargo, EEUU responsabiliza al grupo Kata'ib Hizbulá, que opera bajo el paraguas de la Multitud Popular, del frecuente lanzamiento de proyectiles y cohetes contra intereses estadounidenses en suelo iraquí en los pasados meses, lo que ha llevado a una escalada de la tensión que ha culminado en el ataque de este viernes.

El primer ministro dimisionario de Irak, Adel Abdelmahdi, condenó el ataque norteamericano y aseguró que "llevar a cabo operaciones de ajuste de cuentas contra figuras de liderazgo iraquíes y de un país hermano en suelo iraquí constituye una violación flagrante de la soberanía iraquí y un ataque a la dignidad del país".

Asimismo, advirtió de que esta acción representa "una escalada peligrosa que enciende una guerra destructiva en Irak, en la región y en el mundo".

Tags