Cubanos piden a Bachelet “intervención humanitaria” en Cuba

Los manifestantes, residentes en Suiza y otros países europeos, replicaron consignas como “patria y vida” o “abajo el comunismo”, y leyeron una carta dirigida a Bachelet en la que enfatizaron en la situación límite que vive la isla
Cubanos piden a Bachelet “intervención humanitaria” en Cuba
 

Reproduce este artículo

Cerca de un centenar de cubanos se manifestaron este viernes frente a la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, para pedir a la alta comisionada para los Derechos Humanos de ese organismo internacional, Michelle Bachelet, una “intervención humanitaria” en Cuba por las afectaciones de la pandemia de COVID-19, la crisis económica y la represión desplegada por el régimen tras las protestas ciudadanas del 11 de julio.

Los manifestantes, residentes en Suiza y otros países europeos vecinos, según detalló la agencia noticiosa EFE, corearon lemas como “patria y vida” o “abajo el comunismo”, y leyeron una carta dirigida a Bachelet en la que enfatizaron en la situación límite que vive la isla en un escenario de creciente propagación del coronavirus.

“Exigimos una intervención dada la crisis médica que está sufriendo el pueblo de Cuba ante la desidia del Gobierno, que usa el avance de la COVID como un mecanismo de represión”, dijo al referido medio el biólogo y activista cubano Ariel Ruiz Urquiola, uno de los participantes en la protesta, que aúno a miembros de la Asociación por la Democracia en Cuba (ADC).

Esa organización ha celebrado varios actos de protesta pacífica o manifestación ante la sede europea de la ONU desde que se iniciaran las protestas en Cuba el 11 de julio y también desde antes, cuando el régimen reprimía toda muestra de oposición o activismo de agrupaciones como el Movimiento San Isidro, el Movimiento 27N y la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

En sus declaraciones a EFE, Ruiz Urquiola criticó al gobierno encabezado por Miguel Díaz-Canel por no haberse adscrito al programa de distribución de vacunas COVAX, organizado por Naciones Unidas, y poner “toda su confianza en candidatas a vacunas desarrolladas en la isla, que aún no están aprobadas por la Organización Mundial de la Salud”.

Según denunció, de los 8 500 millones de dólares que el régimen de la isla recibe anualmente por sus llamadas misiones de colaboración médica, “sólo se reinvierte en salud pública cubana el uno por ciento”.

“Con un 0,4 por ciento de ese dinero podrían haberse pagado dosis suficientes para vacunar a los 11 millones de cubanos, y sin embargo lo rechazaron, alegando el alto precio de las vacunas”, afirmó el biólogo.

Sobre las protestas que se han sucedido dentro y fuera de Cuba desde el 11 de julio, Oristel Hernández, cubano residente en Suiza que se manifestó este viernes, comentó que son una clara muestra de que “se ha roto el pacto social y se ha perdido el miedo pese a la manipulación del gobierno y el aumento de la represión”.

“No podemos quedarnos callados y seguir siendo cómplices de tanta violación de los derechos humanos”, dijo a EFE el también miembro de la ADC.

Bachelet ante las protestas

El 16 de julio, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos exigió al régimen cubano la liberación de todos los manifestantes detenidos durante las protestas populares en Cuba, que suman 670 según conteo de la organización no gubernamental Cubalex, al tiempo que apostó por el inicio de un proceso de diálogo.

“Estoy muy preocupada por el presunto uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes en Cuba y el arresto de un gran número de personas, entre ellas varios periodistas”, dijo Bachelet, presidenta de Chile en dos ocasiones.

“Es especialmente preocupante que entre ellas haya personas presuntamente incomunicadas y personas cuyo paradero se desconoce. Todas las personas detenidas por ejercer sus derechos deben ser liberadas urgentemente”, agregó.  

"Lamento profundamente la muerte de un manifestante en el contexto de las protestas en La Habana; es importante que haya una investigación independiente, transparente y eficaz, y que los responsables sean sancionados", añadió Bachelet a través de un comunicado.

Igualmente encaró al Gobierno cubano pidiéndole "que aborde las demandas de los manifestantes mediante el diálogo" y que "respete y proteja plenamente los derechos de todas las personas a la reunión pacífica y a la libertad de opinión y expresión".

Con información de EFE