Michelle Bachelet exige liberación de los manifestantes detenidos en Cuba

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet finalmente confrontó al régimen. Pide además una investigación independiente sobre el asesinato del manifestante en Arroyo Naranjo
Bachelet
 

Reproduce este artículo

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exigió al régimen cubano este 16 de julio la liberación de todos los manifestantes detenidos durante las protestas populares en Cuba. También apostó por el inicio de un proceso de diálogo.

“Estoy muy preocupada por el presunto uso excesivo de la fuerza en contra de manifestantes en Cuba y el arresto de un gran número de personas, entre ellas varios periodistas”, dijo la ex presidenta chilena.

“Es especialmente preocupante que entre ellas haya personas presuntamente incomunicadas y personas cuyo paradero se desconoce. Todas las personas detenidas por ejercer sus derechos deben ser liberadas urgentemente”, agregó.  

"Lamento profundamente la muerte de un manifestante en el contexto de las protestas en La Habana; es importante que haya una investigación independiente, transparente y eficaz, y que los responsables sean sancionados", añadió Bachelet a través de un comunicado.

Igualmente encaró al Gobierno cubano pidiéndole  "que aborde las demandas de los manifestantes mediante el diálogo" y que "respete y proteja plenamente los derechos de todas las personas a la reunión pacífica y a la libertad de opinión y expresión".

Bachelet ha solicitado también que se restablezca totalmente el acceso a Internet y también ha reiterado su llamamiento a la retirada de las sanciones impuestas por Estados Unidos contra la isla debido a su impacto negativo con respecto a los Derechos Humanos, incluido el acceso a la salud.

Desde el pasado 11 de julio miles de cubanos salieron a las calles en los últimos días para expresar su descontento con el gobierno de Miguel Díaz-Canel. Primero por la falta de alimentos, medicinas y luego terminaron clamando por “Libertad”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y sus Relatorías Especiales para los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Redesca), y Libertad de Expresión (RELE) también condenaron la represión estatal y el uso de la fuerza durante las protestas iniciadas el pasado 11 de julio en Cuba.

Exigieron al régimen cubano “garantizar integralmente el derecho a la protesta”, y el “respeto de los estándares internacionales de derechos humanos sobre uso de la fuerza estatal”.

También instaron a “entablar un diálogo al interior de la sociedad para atender las demandas de la población” y “cesar su distanciamiento de los sistemas internacionales de derechos humanos”.