Régimen venezolano arresta a periodistas que reportan las largas filas para comprar gasolina
El régimen de Nicolás Maduro arrestó a periodistas por cubrir las largas filas para comprar gasolina en Venezuela. El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa denunció las detenciones realizadas en el marco de las protestas en estaciones de servicio
Protestas por escasez de gasolina en Venezuela

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela denunció en su cuenta oficial de Twitter que el régimen de Nicolás Maduro arrestó a periodistas que cubrían las largas filas para comprar gasolina.

“Urgente 10:00 AM. Funcionarios de DGCIM detienen a equipo de @VPITV en la Estación/S de Chuao. Pretenden trasladar a la sede de este cuerpo policial al reportero Luis Patiño, el camarógrafo Jhonatan Bello, el asistente Dangert Zorrilla y al taxista Óscar Ávile", precisaron.

El secretario general del sindicato, Marco Ruiz, detalló que se trata de cuatro trabajadores de prensa detenidos en 24 horas por cubrir lo que sucede en las estaciones de servicio.

En un audio difundido a los medios de comunicación, Marco Ruiz,  sostuvo que “son dos los hechos que afectan el ejercicio libre del periodismo y que están ocurriendo en simultáneo”.

“Por una parte, se mantiene la detención ilegal y arbitraria de la colega Carol Romero, quien se encontraría en la comandancia de la Guardia Nacional. Ni su familia, sus colegas y la abogada han podido verla. No conocemos cómo se encuentra en estos momentos”, refirió

Luego subrayó en el tuit del sindicato lo relacionado con el segundo hecho:

“Una detención también ilegal en los alrededores de una estación de servicio en Baruta, donde un periodista, un asistente, un camarógrafo y el chofer del vehículo se encuentran privados de libertad por parte de efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia (DGCIM). Este equipo fue abordado por funcionarios de la Guardia Nacional luego que hiciera una cobertura del suministro de combustible en esa estación. Vamos a estar atentos y permanecer movilizados”, concluyó.

La escasez de gasolina es un problema crónico desde hace años en Venezuela, pero la llegada de la pandemia de coronavirus lo ha agravado. La mayoría de las gasolineras están cerradas y enormes colas de autos, a veces de más de un kilómetro, se forman junto a las pocas que siguen funcionando.

Miles de venezolanos volvieron a salir a las calles esta semana para protestar por la continua escasez de gasolina que tiene lugar en el país caribeño, que cuenta con las mayores reservas conocidas de petróleo a nivel global, según publicó Infobae.

Las manifestaciones ahora apuntan al nuevo sistema de racionamiento diseñado por la dictadura de Nicolás Maduro, que busca distribuir el escaso combustible obtenido del régimen iraní y evitar –teóricamente- las sanciones de Estados Unidos dirigidas a entidades estatales. Esto iría acompañado de un aumento de precios.

En muchas estaciones de servicio, los conductores se encuentran con un despliegue de militares y policías que les informa de que solo se suministra combustible a los vehículos de los servicios esenciales. Sin embargo, en medio de tal sequía de combustibles, el chavismo mantuvo durante el mes de mayo el envío de petróleo a Cuba.