Gasolina iraní fomentará corrupción en Venezuela, dice EE. UU.
Estados Unidos advirtió que la gasolina importada por Venezuela de Irán acabará en el mercado negro y fomentará más corrupción
Colas para abastecerse de gasolina en Venezuela. Archivo
 

Reproduce este artículo

El Gobierno de Estados Unidos advirtió este miércoles que la gasolina importada de Irán por el régimen venezolano terminará en el mercado negro y será fuente de corrupción, mientras que el oro con el que el país sudamericano paga ese combustible fomentará las actividades terroristas de la nación asiática.

Así lo informó hoy el portal argentino de noticias, Infobae.

“Envíos de gasolina iraní terminarán en mercado negro donde la gasolina se vende hasta por 4 dólares por litro alimentando la corrupción y abuso. El oro venezolano transferido a Irán alimentará actividades terroristas", expresó en su cuenta de Twitter el subsecretario para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, Michael Kozak

"El eje Venezuela-Irán beneficia a corruptos y abusivos, no a venezolanos”, agregó el funcionario, según Infobae.

Sobre el tema, ADN Cuba publicó el martes un extenso reportaje escrito por la corresponsal en Caracas, Daisy Galaviz, en el que se afirma que los 1.5 millones de barriles de combustible que Irán proveerá al régimen de Maduro no resolverá el problema de escasez, pues durarán solo para un periodo de 37 días.

El pasado de 24 de mayo arribó el primero de los cuatro buques previstos, el Fortune, que trajo la primera parte del cargamento de 1.500.000 barriles de gasolina.

 

 

Para intentar paliar la grave escasez de combustible en Venezuela, con sus caóticas colas de automovilistas con sus vehículos afuera de las gasolineras, el Gobierno decidió comprarle gasolina a Irán, mientras logra activar alguna de las refinerías nacionales, dijo el reporte de ADN Cuba.

El 13 de abril, Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores, informó que Venezuela e Irán avanzarían "en proyectos de cooperación entre ambos países ante las sanciones unilaterales impuestas desde Washington", y en ese contexto se amarró el acuerdo para la importación de combustible.

La capacidad de refinación de Venezuela, que en su mejor momento llegó a estar en 1,3 millones de barriles diarios, según expertos, actualmente está paralizada, detalló el informe de ADN Cuba.

El país suramericano tiene seis grandes refinerías, tres en el Complejo Refinador Paraguaná: Amuay y Cardón, en la península de Paraguaná, y Bajo Grande, en la costa occidental del lago de Maracaibo. Las otras refinerías son la de El Palito, Puerto La Cruz y San Roque. Todo el sistema de refinación del país está paralizado.

El 29 de enero de este año, Pdvsa cerró sus dos últimas refinerías operativas: Amuay y Cardón, pertenecientes al Centro de Refinación Paraguaná (CRP), debido a “múltiples fallas y a la falta de crudo por procesar”, según un informe técnico publicado por la firma S&P Global Platts.