Régimen de Maduro detiene a un politólogo venezolano por “instigación al odio”
El politólogo y activista venezolano Nicmer Evans fue detenido tras ser acusado del delito de instigación al odio
Politólogo Nicmer Evans, acusado de instigación al odio. Foto: El Nacional
 

Reproduce este artículo

El politólogo y director del portal de noticias venezolano Punto de Corte, Nicmer Evans, fue detenido el lunes 13 en Caracas por agentes del régimen chavista, acusado del delito de instigación al odio.

Funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) se presentaron con una orden de aprehensión al lugar donde se encontraba Evans, quien pasadas las 9:00 pm de este lunes, colgó un video en su cuenta de Instagram donde relató lo sucedido.

“En este momento me están notificando. Esta es la orden de aprehensión. El tema es en relación con instigación al odio. Quiero dejar claro que el derecho consagrado de la libertad de expresión, la crítica a la acción política, la defensa y la resistencia ante la tiranía no puede ser considerada instigación al odio”, detalló el activista.

El documento judicial asegura que se le imputa los delitos de “promoción o incitación al odio”, contemplados en la Ley contra el Odio que aprobó la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en el año 2017.

Presuntamente, el delito de instigación al odio que pesa sobre Evans tiene que ver con un mensaje que el politólogo colgó en su cuenta en Twitter, luego de enterarse que el constituyente chavista Fidel Madroñero se encuentra contagiado de la COVID-19.

 

 

Evans respondió al tuit publicado por Madroñero con un: “Larga vida, para que la justicia del hombre llegue antes que la divina”.

Minutos después de que Evans hiciera público su tuit, uno de los conductores del programa oficialista Zurda Konducta, Pedro Carvajalino, amenazó al politólogo con golpes. Evans le respondió que sus mensajes podrían calificarse dentro del supuesto delito de instigación al odio.

Durante su detención el politólogo agregó: “Advierto que lamentablemente Venezuela vive en una neodictadura donde los delitos se imputan sin ningún tipo de razón o justicia. Le digo a las personas que han trabajado conmigo hasta ahora que sigan trabajando por la libertad de expresión, la democracia y la libertad”.

La tarde de este martes, se conoció que el activista opositor fue trasladado al Palacio de Justicia del Área Metropolitana de Caracas para ser presentado ante un juez.

Este martes, su esposa, Martha Cambero, también ofreció una rueda de prensa y relató cómo ella y su grupo familiar fueron hostigados este lunes por los funcionarios militares que ingresaron a su residencia en búsqueda del activista con una orden de allanamiento.

 

 

Sin embargo, los agentes se fueron después de unas horas, pues Evans no se encontraba en su apartamento. La mujer indicó que los efectivos los despojaron de los equipos electrónicos que tenían en su residencia y levantaron un acta.

Evans pidió a dirigentes y partidos políticos y al portal que dirige mantener la defensa de las libertades democráticas en el país; y también manifestó su respaldo hacia Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, tal como lo reconocen más de 50 países de la comunidad internacional.

Evans formó parte de las filas del chavismo hasta que Nicolás Maduro llegó al poder en el 2013,

“Yo fui chavista, pero nunca para esto. Yo fui chavista y nunca lo fui para atentar en contra de la gente. Hubo un engaño, un fraude y sobre ese fraude convoco a la gente a que nos unamos para el restablecimiento de la democracia. Espero verlos pronto”, dijo el activista opositor que en 2019 publicó un artículo en el New York Times titulado “Creí en Chávez y fue un error”.