Jorge Rodríguez, otro funcionario chavista contagiado de Coronavirus
Jorge Rodríguez es considerado uno de los funcionarios más importantes del chavismo. Actualmente se desempeña como ministro de Comunicación
Jorge Rodríguez ofrece rueda de prensa en Caracas / EFE
 

El Covid-19 no conoce de distinciones ideológicas y el chavismo lo sabe bien. Gran parte de su militancia ha resultado contagiada con la pandemia. El último en anunciarlo fue Jorge Rodíguez, quien se desempeña como ministro de Comunicación del régimen venezolano en disputa.

El funcionario es quien regularmente ofrece, a través de rueda de prensa, los reportes diarios de la evolución de la pandemia en el país. El anuncio lo realizó este miércoles a través de sus redes sociales. “Aun cuando me encuentro en buenas condiciones generales, debo cumplir con el aislamiento y los cuidados necesarios a fin de superar el cuadro viral”, escribió en Twitter.

Rodríguez, una de las principales figuras de la revolución en Venezuela se suma a la decena de funcionarios que se han contagiado, entre los que se incluye el número dos del chavismo y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, y el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami. Ambos anunciaron recientemente haber sido dados de alta para continuar con la recuperación en casa.}

El régimen chavista ha enfrentado un importante número de contagios entre miembros de la Fuerza Armada, desplegados en los puestos de cuarentena de viajeros y migrantes que regresan por las fronteras terrestres y en vuelos humanitarios. Más de un centenar de militares ha resultado afectados, informó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, hace unas semanas. También se registró a principios de julio un brote en la cadena estatal Venezolana de Televisión, por el cual un grupo de trabajadores se mantuvo en aislamiento durante semanas dentro de las instalaciones para continuar con la operación del canal.

A cinco meses de que se detectara el primer caso en Venezuela, el país suramericano ha confirmado más de 29.000 contagios y registrado 247 muertes, que ya han desbordado a los colapsados hospitales del país. La pandemia está en plena fase de expansión con el reporte de más 1.000 casos diarios, aun con la baja capacidad diagnóstica que tiene el país con solo dos laboratorios de pruebas moleculares autorizados.

Pese a las condiciones, Maduro decidió reiniciar esta semana el esquema de flexibilización del confinamiento en todo el país, permitiendo trabajar a actividades de varios sectores como agencias bancarias, peluquerías e industrias textiles. El modelo implica una semana de apertura, seguida de una de cuarentena estricta. El Gobierno también ha dispuesto hoteles, instalaciones deportivas e incluso recintos de espectáculos para albergar a los enfermos y también, a contravía de lo que se ha hecho en otros países, a los casos asintomáticos detectados en el país