Consternación por arresto del periodista y activista venezolano Roland Carreño

Carreño fue detenido de manera arbitraria y estuvo desaparecido por más de 24 horas. El régimen de Maduro lo acusa de tráfico ilícito de municiones y armas.
periodista y activista venezolano Roland Carreño
 

Reproduce este artículo

El conocido periodista y activista venezolano Roland Carreño fue encarcelado en la madrugada de este jueves 29 de octubre por tribunales al servicio de la dictadura de Nicolás Maduro, tras una audiencia donde fue imputado por cargos de “terrorismo”, confirmó  Joel García, abogado del acusado.

Carreño fue detenido de manera arbitraria en la tarde del pasado lunes, cuando miembros de cuerpos de seguridad sin identificación, que se transportaban en camionetas negras, lo interceptaron y lo desaparecieron por más de 24 horas, hasta concretar su traslado al Palacio de Justicia.

“Alertamos al mundo sobre su desaparición forzada y hacemos responsable a la dictadura de su integridad física y mental”, trinó el líder opositor Juan Guaidó.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la OEA, protestó de inmediato y pidió información sobre su situación y condiciones de salud.

La CIDH exige a las autoridades venezolanas "información completa sobre el paradero y el estado de salud" del periodista Roland Carreño, cuya detención fue confirmada sin mayores detalles por el Gobierno de ese país.

La CIDH, el Mecanismo Especial de Seguimiento para Venezuela (MESEVE) y la Relatoría Especial para la Libertad Expresión se pronunciaron en Twitter sobre el caso de Carreño, que actúa como coordinador de Voluntad Popular (VP), el partido del opositor Leopoldo López; y su detención se produjo en las horas posteriores a la salida de López del país, como ha sucedido con al menos 10 personas más.

El organismo reclamó "que se respete en todo momento sus garantías judiciales".

"La CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad Expresión consideran que la situación es de extrema gravedad e invitan a la comunidad internacional a prestar especial atención a este caso", subrayó esa institución con sede en Washington.

El martes, el ministro de Comunicaciones de Venezuela, Freddy Ñáñez, explicó en su cuenta de Twitter que Carreño "fue capturado 'in fraganti' y ha confesado su Participación en delitos contra el orden constitucional para alterar la paz de la república".

Sin embargo, no facilitó más detalles acerca de dónde fue detenido, qué cuerpo policial lo hizo ni tampoco qué estaba haciendo para "alterar la paz de la república".

Desde que desapareció, varias voces denunciaron que se desconocía el paradero de Carreño, así como del de otras dos personas, por lo que distintas instituciones han calificado su arresto como una "desaparición".

Carreño estaba acompañado por su vecino Yeferson Aguada y el también dirigente político de VP Elías Rodríguez cuando los tres fueron "abordados por camionetas negras sin identificación", dijo en una breve nota de prensa el llamado Gobierno interino que encabeza el opositor Juan Guaidó.

Ñáñez, que no mencionó a Aguada o a Rodríguez, consideró que esas acusaciones forman parte de una "campaña de descrédito contra el Estado de derecho en Venezuela a propósito de la detención" de Carreño, sin referirse a las 24 horas que los abogados y familiares no han tenido noticias del preso.

Posteriormente, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, señaló que, "de manera preliminar", las investigaciones indican que Carreño entregó presuntamente "armas de guerra y dinero en efectivo a determinados sujetos para promover acciones violentas en el territorio nacional".

El abogado Joel García, que defiende a muchos detenidos a los que varias ONG consideran presos políticos, se preguntó en Twitter cómo es posible que Carreño haya pasado tantas horas "desaparecido", no se le haya permitido "comunicarse con sus familiares o abogados" y sin embargo Ñáñez denuncie que hay una campaña de descrédito.

Estados Unidos también condenó este martes el secuestro del periodista venezolano a manos de la dictadura de Nicolás Maduro. 

Michael Kozak, subsecretario de Estado de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, dijo que el arresto de Carreño es un nuevo intento del régimen de Maduro de suprimir las voces de la oposición en Venezuela.

El congresista federal estadounidense, Mario Díaz-Balart, de origen cubano, dijo estar “profundamente preocupado por la desaparición forzada del periodista venezolano Roland Carreño. Una más de las tantas violaciones a los #DDHH y agresiones contra la prensa libre en #Venezuela.”

De forma similar se expresó el senador cubanoamericano Marco Rubio, quien dijo que la represión no cesa en Venezuela bajo el gobierno de Maduro. Y el congresista demócrata Albio Sires, también de familia cubana, condenó como secuestro el arresto de Carreño.

 

 

 

(Con información de EFE y Radio Televisión Martí)