El líder opositor Leopoldo López llega a Madrid y se reúne con su familia
El líder opositor venezolano publicó en sus redes sociales el momento del reencuentro con Lilian Tintori y sus tres hijos. La más pequeña nació cuando estaba preso por el régimen de Maduro
El líder opositor venezolano Leopoldo López (JUAN BARRETO / AFP)
 

Reproduce este artículo

El líder opositor venezolano Leopoldo López ha llegado a Madrid este domingo tras abandonar la residencia del embajador español en Caracas, Jesús Silva, informaron a Efe fuentes cercanas al dirigente político. El Gobierno ha confirmado que el dirigente se ha podido reunir con su familia y sostiene en una nota de prensa que la decisión de salir de la Embajada es “personal y voluntaria”.

López salió de Venezuela el viernes después de abandonar la sede diplomática, donde permanecía como huésped desde el 30 de abril de 2019, después de participar en un fallido levantamiento militar junto al presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido mandatario del país por unos 50 países.

Este sábado, Leopoldo López Gil, padre del opositor, ya adelantó que estaba fuera de Venezuela y que “pronto” llegaría a España, donde reside su familia, pero a lo largo de la jornada se desataron rumores de todo tipo, incluso que podría no haber salido del país, pese a que en su cuenta de Twitter se publicaron algunos mensajes que muchos internautas atribuyeron a otras personas.

“Venezolanos, esta decisión no ha sido sencilla, pero tengan la seguridad de que cuentan con este servidor para dar la lucha desde cualquier espacio. No descansaremos y seguiremos trabajando día y noche para alcanzar la libertad que nos merecemos todos los venezolanos”, escribió López en la red social.

 

Tras su llegada a la capital, la vicealcadesa de Madrid, Begoña Villacís, ha ofrecido al opositor venezolano las “plazas libres” para reclamar “libertad, paz y democracia”. “Y quizás desde Venezuela no va a ser tan fácil hacerlo como desde nuestras plazas, desde nuestra Puerta del Sol, donde nos hemos encontrado tantas y tantas veces con tantos ciudadanos venezolanos que lo único que quieren es paz y libertad y volver a su país”, ha manifestado.

“Como siempre, desde las calles con el pueblo, o en una cárcel militar, desde un tribunal injusto o perseguido en una embajada, todo nuestro tiempo y energía será para serle útil al pueblo venezolano en la conquista de su libertad”, añadió López.

Efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) registraron un edificio de viviendas en el que reside personal diplomático y de las fuerzas de seguridad españolas, al parecer en busca de López, informaron varios testigos presenciales. Al respecto, el Ejecutivo de Sánchez señala en su nota que “España condena las detenciones de personal laboral de su embajada así como los registros producidos en domicilios  de personal adscrito a la misma”, actos que suponen un “incumplimiento de las obligaciones contenidas en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”, recuerda.

Por otra parte, el Ejecutivo de coalición reitera su convencimiento de que la crisis “multidimensional” que atraviesa Venezuela “requiere de una salida negociada, dirigida por los propios venezolanos” y que permita la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias “con plenas garantías democráticas.

López fue arrestado en 2014 y sentenciado a 14 años de cárcel, acusado de liderar los actos violentos en las marchas antigubernamentales que se llevaron a cabo ese año. Cinco años después, tras un periplo por la prisión de Ramo Verde el arresto domiciliario, llegó a la residencia del embajador Silva, donde permaneció en calidad de huésped hasta este sábado.

Desde allí, reconoció en una entrevista con Efe, la única concedida durante su estancia en la sede diplomática, que una intervención militar en Venezuela es una opción que sigue presente entre la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro, porque es una alternativa legal que contempla la Constitución