“Condición de salud grave” del ex diputado opositor detenido por el régimen de Maduro

Freddy Guevara, ex diputado opositor de Venezuela, fue detenido por el régimen de Maduro un día después de que iniciaran las protestas en Cuba
Freddy Guevara, ex diputado opositor de Venezuela
 

Reproduce este artículo

El opositor venezolano, Miguel Pizarro, denunció este lunes que Freddy Guevara, ex diputado de la legitima Asamblea Nacional (AN) de Venezuela “permanece aislado y su condición de salud es grave”.

Pizarro aseguró que Guevara no ha recibido atención médica, información que fue recopilada por los abogados y la familia del ex diputado.

“Hoy Freddy Guevara cumple 28 días secuestrado por el régimen”, escribió el opositor en su cuenta oficial de Twitter. “Exigimos que sean respetados sus derechos; exigimos su liberación”.

El 29 de julio, el abogado Omar Mora Tosta, miembro del equipo de defensa de Guevara, indicó que le preocupaba el estado de salud del ex parlamentario, ya que acababa de superar el COVID-19 y, anteriormente, presentó problemas del corazón.

“Hace algunos años había sido intervenido en base a una arritmia cardíaca; como consecuencia de las secuelas del COVID-19, Freddy Guevara en estos momentos presenta un estado de salud muy deteriorado que necesita atención médica especializada”, explicó el abogado.

Según las autoridades del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), al ex diputado se le realizaron exámenes médicos; sin embargo, Mora Tosta aseguró que los resultados no fueron facilitados.

El pasado viernes, reiteró que las denuncias continuarían debido a que la vida de Guevara “peligra en este momento”.

Publicación de Miguel Pizarro en Twitter

Publicación de Miguel Pizarro en Twitter

El ex parlamentario, de 35 años, fue detenido el 12 de julio y acusado por la Fiscalía de estar “vinculado con grupos extremistas y paramilitares asociados al gobierno colombiano”. Los delitos que se le imputaron fueron: “terrorismo” y “traición a la patria”.

El senador estadounidense, Marco Rubio, había conectado la agresión el líder opositor, Juan Guaidó, y el secuestro de Guevara, con las protestas cubanas contra el régimen de Miguel Díaz-Canel, que iniciaron un día antes. 

“No es casualidad”, dijo el senador luego del ataque a los miembros opositores en Venezuela, relacionándolo con las manifestaciones pacíficas en Cuba.