Opositores en Nicaragua piden a UE que exija transparencia a Ortega en pandemia

Sectores opositores nicaragüenses pidieron a la Unión Europea que exija transparencia a Daniel Ortega
Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. Efe/Archivo
 

Reproduce este artículo

La disidencia de Nicaragua solicitó a la Unión Europea que exija transparencia el presidente Daniel Ortega, con los fondos que eventualmente destinará al país centroamericano para enfrentar la pandemia de COVID-19, informó este martes la Coalición Nacional, que aglutina al grueso de la oposición nicaragüense.

En una carta dirigida al embajador de la Unión Europea en Managua, Pelayo Castro, los opositores recomendaron que sea cuidadoso con el aporte que entregará al Gobierno Ortega, como parte de los 918 millones de euros (214,9 millones de dólares) que los europeos anunciaron para Latinoamérica, ya que el presidente nicaragüense “actúa con total falta de transparencia”.

La Coalición Nacional informó que la falta de transparencia de Ortega se refleja en “la información y planes de manejo de la crisis, tanto en lo que corresponde a las estadísticas del estado de la pandemia, como en cuanto al uso de los recursos ya recibidos para enfrentar”.

Hasta ahora el Gobierno de Nicaragua únicamente reconoce diez casos de COVID-19, incluyendo dos muertos, y se niega a brindar datos de pacientes sospechosos, a pesar de que no ha puesto restricciones ni establecido medidas de prevención social para evitar la propagación del coronavirus SARS-coV-2.

 

 

Los opositores señalaron que Ortega no solamente “no ha puesto en práctica las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sino que además promueve las aglomeraciones y prohíbe las iniciativas que toman otros actores sociales.

La Coalición Nacional pidió a Castro que, previo a cualquier desembolso, exija a Ortega “presentar públicamente una estrategia integral y realista para la prevención, atención y seguimiento a la pandemia, en correspondencia con las recomendaciones de la OMS y la OPS”.

También le exhortó a contar con mecanismos de supervisión del uso de los fondos, como la rendición de cuentas de forma “pública, veraz y actualizada de las cantidades”, por parte del Gobierno nicaragüense.

De la misma manera solicitó a la Unión Europea que condicione a Ortega para que “garantice la seguridad al personal de salud” que lucha contra el COVID-19, incremente los equipos médicos básicos para dar respuesta a la pandemia, disponga fondos para sectores vulnerables, prohíba concentraciones y recomiende el distanciamiento social.

 

 

La preocupación de la Coalición Nacional se corresponde con la de los opositores, quienes critican que Ortega nunca rindió cuentas de más de 2.500 millones de dólares de la ayuda venezolana, y que en años recientes gastó 80 millones de dólares en tanques de guerra, pese a que el país no tiene conflictos con otras naciones.

También se han mostrado preocupados por el manejo de Ortega ante la pandemia la OPS, la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), entre otras organizaciones.

Actualmente Ortega goza de poca confianza en diversos sectores de la sociedad nicaragüense, que lo acusan de la muerte de cientos de personas desde el levantamiento popular de 2018 en su contra, así como de llevar a Nicaragua a la peor crisis sociopolítica por segunda vez en 40 años.