Daniel Ortega reaparece después de larga ausencia en plena crisis sanitaria
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reapareció este miércoles luego de más de un mes de ausencia, en plena pandemia
Rosario Murillo y Daniel Ortega, vicepresidenta y presidente de Nicaragua, respectivamente. Archivo

Luego de permanecer ausente por más de un mes del ojo público, y en plena crisis por el coronavirus, Daniel Ortega reapareció este miércoles en Nicaragua y aseguró que el país no ha dejado de trabajar porque de lo contrario “se muere”, en alusión a que su Gobierno no ha decretado cuarentenas ni cierre de fronteras, entre otras acciones.

En cadena nacional, el presidente comenzó su intervención enviando su "solidaridad y condolencias a quienes están sufriendo" por la pandemia del covid-19, a la vez que llamó "a la solidaridad y la unidad de los pueblos del mundo", informó la BBC.

Ortega estuvo fuera de escena desde el 12 de marzo, y hasta este miércoles había sido el único presidente latinoamericano que no aparecía al frente de las medidas gubernamentales para contener la pandemia.

El presidente dijo que Nicaragua ha enfrentado la pandemia pese a los limitados recursos del país, aunque en realidad su Gobierno no ha impulsado ninguna medida para contener el avance de la COVID-19, como decretar cuarentenas y el cierre de fronteras, suspender clases o establecer otras acciones de distanciamiento social, dijo un reporte del diario opositor La Prensa.

 

 

Por el contrario, el Gobierno de Nicaragua desafió las recomendaciones sanitarias internacionales de evitar multitudes con la convocatoria de marchas y la programación de actividades recreativas durante la Semana Santa.

Sin embargo, la población no participó masivamente de dichas actividades, consciente del riesgo de contagios, dijeron reporteros nicaragüenses a ADN.

Ortega dijo que desde que se decretó la pandemia el 11 de marzo, han fallecido en el país 1.237 personas, y de esas, sola una corresponde a la COVID-19.

La propia Organización Mundial de la Salud confesó su "preocupación" por la gestión frente al coronavirus de Nicaragua, que hasta este miércoles reporta oficialmente un fallecido y nueve casos positivos.

"El mundo ha quedado descarnado con esta pandemia", afirmó.