Más de 2.000 firmas para que OPS investigue “verdadera situación” de COVID-19 en Nicaragua
Más de 2.000 firmas respaldan la petición hecha a la OPS para que investigue la situación del coronavirus en Nicaragua, ante la falta de información oficial
Personal de salud protesta en Managua. Efe/Archivo
 

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco de Nicaragua informó este jueves que ha enviado una carta a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con más de 2.400 firmas de respaldo, para que insista en ingresar al país centroamericano con el objetivo de evaluar "la verdadera situación" de la pandemia de COVID-19.

"Logramos recopilar más de 2.400 firmas de ciudadanos nicaragüenses que apoyamos la entrada al país de la OPS. En ella se expresa nuestro respaldo a su solicitud (de ingreso a Nicaragua), y nuestra preocupación por la forma en que se sigue manejando la pandemia" en el país, dijo el dirigente del Consejo Político de la Unidad, Guillermo Incer.

En mayo pasado la OPS solicitó al Gobierno del presidente Daniel Ortega ingresar a Nicaragua para evaluar su manejo de la emergencia sanitaria.

Sin embargo, hasta ahora el organismo no ha obtenido respuesta y la incertidumbre sobre el alcance de la pandemia en el país se mantiene, como producto de la escasa y confusa información oficial, según los opositores.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud, la pandemia ha dejado 108 muertos y 3.439 confirmados desde que alcanzó a Nicaragua, a mediados de marzo pasado.

Sin embargo, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, una red de médicos y voluntarios que siguen casos relacionados con la enfermedad, cuenta 2.397 fallecimientos, de los que 2.260 son sospechosos de coronavirus y 137 por neumonía, además de 8.507 contagiados.

 

 

"No sabemos cuál es la situación real de contagios, de defunciones, no sabemos cuántas pruebas se han aplicado, no sabemos cuál es el uso que se les ha dado a los test, sí sabemos que se está cobrando 150 dólares, pero no sabemos los resultados, sabemos que siguen ocurriendo entierros exprés, pacientes clasificados con neumonía atípica cuando tienen todos los síntomas de COVID-19", criticó Incer.

La Unidad Nacional sostiene que Ortega incumple el Reglamento Sanitario Internacional en medio de la pandemia, en la definición de casos clínicos, el análisis y la evaluación de riesgos, las medidas de salud pública, y las características epidemiológicas clínicas.

En la carta a la OPS, dirigida a su representante Carissa F. Etienne, la Unidad Nacional destacó su especial preocupación por "la situación de vulnerabilidad de los trabajadores de la salud, quienes no están siendo debidamente protegidos ni cuentan con los medios suficientes para ello".

Asimismo, expresó preocupación por los "despidos arbitrarios" contra doctores que han criticado al Gobierno por cómo maneja la pandemia.

El gremio médico ha insistido al Gobierno en que divulgue los "datos reales" sobre la pandemia.

Por su parte, Ortega mantiene su denominada "estrategia singular", que consiste en establecer el mínimo de restricciones para no afectar la economía y promover eventos públicos.

Dicha estrategia ha causado preocupación en la OPS, así como en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como sus dependencias dedicadas a la salud y los derechos humanos.