Nicaragua cierra 24 ONG por criticar al gobierno en el manejo de la pandemia

Las organizaciones afectadas denunciaron una maniobra del régimen sandinista para acallar las críticas al manejo de la pandemia por parte del gobierno y el estado del sistema de salud.
Daniel-Ortega
 

Reproduce este artículo

El parlamento de Nicaragua canceló este miércoles la personalidad jurídica de 24 organizaciones de la sociedad civil, a las que acusó de incumplir las normas de funcionamiento, pero los afectados denuncian fines políticos.

Aseguran que la medida es un intento del régimen para “callar los señalamientos [sobre] la mala gestión de la pandemia y salud”.

La medida, solicitada por el Ministerio de Gobernación (Mingob) y aprobada por una mayoría de 70 diputados del oficialismo y 16 en contra, también dispuso que los bienes de esas entidades pasan a ser “propiedad del Estado”, según la resolución aprobada en sesión plenaria.

“No hay un afán persecutorio ni de dañar a ninguna ONG, solo se está aplicando la ley”, expuso ante el plenario el diputado liberal y aliado del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Wilfredo Navarro.

El parlamentario alegó que algunas organizaciones tienen más de 10 años “durmiendo el sueño de los justos, sin cumplir los requisitos” de ley para continuar operando.

Entre los organismos cerrados hay asociaciones de enfermos de insuficiencia renal, nefrología, diabetes, neumología, climaterio y menopausia, infectología y reanimación, anestesia, tratamiento para el dolor, entre otros.

Profesionales de la salud rechazaron la medida al considerar que afectará a los beneficiarios de esos servicios.

Nicaragua, uno de los países que no aplicó medidas de contención de la pandemia, reporta oficialmente 9651 casos y 194 fallecidos por Covid-19, pero esas cifras son cuestionadas por grupos independientes de médicos y ciudadanos.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) denunció que la cancelación a la identidad legal a esas 24 ONG es una violación al derecho de libertad de asociación.

En 2018, en medio de una crisis política detonada por protestas antigubernamentales, el parlamento anuló el estatus jurídico a otras 10 organizaciones, incluido el CENIDH, acusados de promover actividades “terroristas” y “golpistas”.

Por otra parte, la Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL) presentó una fórmula presidencial que busca enfrentar al dictador del régimen de Nicaragua, Daniel Ortega, y que está compuesta por el ex comandante de la Resistencia Nicaragüense Óscar Sobalvarro y Miss Nicaragua 2017, Berenice Quezada.

La formación opositora ha confirmado a Sobalvarro como candidato a la Presidencia, si bien ya había sido oficializado, y a Quezada como aspirante a la Vicepresidencia, informa el medio local La Prensa.

La presidenta de CxL, Kitty Monterrey, destacó que ambos candidatos se atrevieron a participar en las elecciones generales del próximo 7 de noviembre a pesar de la detención de otros aspirantes y líderes opositores por parte del régimen de Ortega, entre ellos tres precandidatos presidenciales de esta formación: Arturo Cruz, Juan Sebastián Chamorro y Noel Vidaurre.