Denuncian a Daniel Ortega ante la ONU por manejo irresponsable de crisis del coronavirus

Sectores de oposición en Nicaragua denunciaron al presidente Daniel Ortega por poner en riesgo a la población con el manejo que ha hecho de la crisis del coronavirus
Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. Efe/Archivo
 

Reproduce este artículo

Opositores nicaragüenses denunciaron al presidente Daniel Ortega ante la Organización de las Naciones Unidas por el manejo irresponsable que está haciendo de la crisis del coronavirus en el país, y aseguraron que esa actitud pone en riesgo de “muerte masiva” a la población.

La llamada Coalición Nacional, que aglutina a organizaciones de la sociedad civil, partidos políticos y empresarios, ha solicitado a las Naciones Unidas que tome con urgencia medidas “más activas” frente a la actitud del mandatario ante la crisis, según informó el portal noticioso Despacho 505.

En una misiva enviada a Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, la oposición solicitó la llegada al país de un enviado especial del Secretario General que contribuya a iniciativas que “ya están en marcha por parte de la comunidad internacional” respecto a la COVID-19.

Según la Coalición, dichas iniciativas serían una solución efectiva a las crisis de derechos humanos y sanitaria que se prolongan en Nicaragua y que también amenazan a la población del resto de Centroamérica.

 

 

El grupo opositor dijo en la carta que el régimen de Daniel Ortega desoye las orientaciones de la OMS/OPS ante la pandemia y ello ha agravado la crisis sanitaria mucho más allá de lo que el país hubiera tenido que sufrir.

El reporte señaló que contrario a los gobiernos de la región, Ortega no ha tomado medidas extremas que contribuyan a contener los contagios de coronavirus, más bien continúa promoviendo actividades culturales, deportivas y religiosas.

“La omisión criminal del régimen ha contribuido a la expansión del contagio hasta llevarlo a una situación de riesgo y muerte masiva que, tal como lo expresara el Papa Francisco, podría catalogarse como la promoción de un “genocidio virósico”, explicó la Coalición en la carta.

Agregó que la crisis sanitaria que vive Nicaragua ya representa una amenaza transfronteriza para todo Centroamérica.

La oposición nicaragüense ha invocado el principio de la Responsabilidad de Proteger (R2P), que implica proteger a las poblaciones de crímenes atroces y violaciones de sus derechos humanos, basado en el respeto a las normas y principios del derecho internacional.

 

 

El mes pasado Ortega, al que la oposición llama “dictador”, defendió su estrategia con el argumento de que la economía no se puede detener.

Adicionalmente, su Gobierno emitió un “Libro Blanco” sobre la pandemia, en el que el modelo de Nicaragua es comparado con el que hasta hace pocos días mantenía Suecia.

“La desatención del régimen de Daniel Ortega respecto a las orientaciones de la OMS/OPS ante la pandemia de la COVID-19 ha agravado la crisis sanitaria mucho más allá de lo que hubiéramos tenido que sufrir, si se hubiesen tomado medidas de prevención más estrictas, a como lo hicieron algunos países de la región”.

Los disidentes destacaron que al menos 85 "presos políticos" necesitan una “urgente atención de la comunidad internacional”.

Datos oficiales indican que la pandemia ha contagiado a 1.118 personas y causado la muerte de 46. Por su parte, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 cuenta 4.217 casos, con 980 fallecimientos.

(Con información de Efe)