Médicos cubanos podrían continuar en México si persiste la COVID-19
El contingente de cientos de profesionales de la salud cubanos podría extender su estadía en la capital mexicana más allá de julio, cuando finaliza un convenio de seis millones de dólares para combatir la pandemia
Mariachis mexicanos con mascarillas durante pandemia. Foto: AP

 

El contingente de cientos de profesionales de la salud cubanos podría extender su estadía en la capital mexicana más allá de julio, cuando finaliza un convenio de seis millones de dólares para combatir la pandemia, si los casos de coronavirus siguieran creciendo.

Oliva López, secretaria de Salud de la capital detalló a la agencia Reuters que el convenio, firmado entre el estatal Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el Ministerio de Salud de Cuba, asciende a unos 135 millones de pesos (unos seis millones de dólares) destinados a sueldos e investigación.

La “solidaridad médica” es una de las principales fuentes de ingreso del régimen cubano, que se queda con al menos el 75% de lo que pagan los países de destino en concepto de salarios. En 2018, único año del cual se tienen cifras de esta actividad, generó ingresos de seis mil 400 millones de dólares, muy por encima del turismo.

El convenio con México involucra “no sólo atención directa, sino también asesoría, trabajo de campo, trabajo epidemiológico y una parte de análisis de protocolos” por lo que incluye, además de médicos y enfermeras, a ingenieros biomédicos y epidemiólogos, precisó la funcionaria capitalina. El hospedaje y los viáticos se cubren gracias a donaciones privadas, reveló.

“Está previsto (que el convenio dure) hasta el 31 de julio, pero con posibilidad de ampliación”, dijo López a Reuters en una entrevista telefónica. “Tenemos que valorar mucho la dinámica de la epidemia y la posibilidad de que nuestras plantillas de personal ya estén estabilizadas”.

Ciudad de México acumula casi 37 mil casos de coronavirus, un 25% del total del país, colocándose como la entidad más afectada de México.

Según autoridades, México tiene un déficit de unos 6 mil 600 médicos y 23 mil enfermeras para hacerle frente a la epidemia, que se encuentra en su fase más crítica. Y López sostuvo que, a pesar de que han contratado a más de 2 mil médicos y enfermeras, la capital aún sufre una escasez de personal de salud.

Cuba tiene convenios de envío de médicos y otros profesionales con casi 70 países. La versión del régimen de La Habana es que ha financiado muchos de esos planes de apoyo, pero algunos -como con Venezuela- son de los principales ingresos para la isla. Lo cierto es que las "misiones médicas" son un gran negocio en el que explotan a los galenos en condiciones de servidumbre.

Se conocen pocos detalles de las condiciones de los acuerdos de cada país con Cuba, pero en uno de los más sonados -que mantuvo con Brasil hasta fines de 2018- La Habana se quedaba con el 80% de lo que cobraba por cada médico, según funcionarios de salud brasileños.

La relatora Especial de las Naciones Unidas sobre las Formas Contemporáneas de Esclavitud, Urmila Bhoola, y la relatora Especial de la ONU sobre la Trata de Personas, Maria Grazia Giammarinaro, dijeron en noviembre que las condiciones de trabajo de los médicos cubanos serían “trabajo forzoso”.

“Nosotros lo que tenemos son profesionales voluntarios. Son profesionales que están interesados en compartir su experiencia”, defendió López. “He visto las críticas (al programa de médicos cubanos) pero el papel que tienen en la ciudad es fundamental”, agregó.

 

(Con información de Reuters)