Ex asesor de Obama ocupa importante cargo en el Departamento de Estado

El nombramiento Ricardo Zúñiga, 'hombre' de Obama, ahora en el Departamento de Estado, comienza a ser cuestionado por políticos cubanoamericanos
El nombramiento Ricardo Zúñiga, 'hombre' de Obama, en el Departamento de Estado, comienza a ser cuestionado por políticos cubanoamericanos
 

Reproduce este artículo

Ricardo Zúñiga, quien fuera el principal asesor del expresidente Barack Obama para América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional, ahora fue nombrado por la Administración Biden como nuevo Subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

Según anunció en Twitter la funcionaria interina, Julie Chung, este 3 de agosto es su último día en ese puesto, en el que la reemplazará Zúñiga.

"Estoy increíblemente orgullosa de lo que hemos logrado. Desde traer a casa miles de ciudadanos estadounidenses cuando comenzó la pandemia, hasta la entrega de millones de vacunas, enfrentamos estos desafíos de frente y ayudamos a salvar vidas", expresó Chung.

De acuerdo con la diplomática estadounidense, su equipo se enfocó "en crear una cultura acogedora, diversa, vibrante y solidaria, llena de creatividad e innovación, donde valoramos todas las opiniones. Estos esfuerzos garantizarán que estemos sirviendo bien al pueblo de EE.UU. hoy y en el futuro".

"Sigo siendo infinitamente optimista sobre el estado de la oficina, la región y el Departamento de Estado. Cuando trabajamos con estrecha colaboración con democracias afines, podemos brindar a todas las personas de la región mayores oportunidades y una voz en su futuro", concluyó.

Por su parte, Ricardo Zúñiga es un estadounidense de origen hondureño que lleva más de 20 años en la carrera diplomática.

Según el sitio Estrategia y Negocios, es hijo del militar y diplomático hondureño, Jorge Ricardo Zúñiga Morazán, nieto del político y excandidato presidencial nacionalista Ricardo Zúñiga Agustinus, y sobrino de la política y exministra de Inversión Social del Gobierno de Ricardo Maduro, Elizabeth “Tita” Zúñiga. 

Un reportaje de la revista New Yorker en 2018 explicó que Zúñiga fue el encargado de negociar en secreto con el régimen cubano, para que devolvieran a Alan Gross, tras cinco años preso en la Isla, y también restablecer las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

"Mi papel fue ser una de las dos personas, junto a Ben Rhodes, que es el asesor del presidente y consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en participar en las conversaciones con las contrapartes de Cuba para tratar de encontrar una solución a los casos que mencioné a cambio de los tres agentes cubanos de inteligencia encarcelados en Estados Unidos", declaró a finales de 2014.

Luego de que lograra este propósito en 2015, lo enviaron como cónsul general a la ciudad de Sao Pablo, Brasil.

Ya Biden lo colocó en la palestra pública desde marzo anterior, como enviado especial sobre la situación migratoria proveniente del Triángulo Norte de Centroamérica.

Asimismo se le dio la tarea de coordinar con el personal del Consejo Nacional de Seguridad sobre los esfuerzos del gobierno de EE.UU para frenar la migración irregular e implementar la iniciativa del presidente, de 400.000 millones de dólares para abordar las causas de la migración desde Centroamérica.

El nombramiento de este "hombre de Obama" en el Departamento de Estado comienza a ser cuestionado por políticos cubanoamericanos.

"La Administración Biden continúa llenando posiciones sobre el hemisferio occidental con arquitectos de la política de apaciguamiento de Obama hacia la dictadura cubana. El más reciente: Ricardo Zúñiga", comentó el congresista Mario Díaz-Balart este martes.