EE.UU. evalúa volver a financiar a la Organización Mundial de la Salud
El presidente Donald Trump aseguró que está considerando retomar parte de la financiación a la OMS, después de haber congelado sus aportes en abril. El gobierno norteamericano acusa a la entidad de permitir que China ocultara información sobre el coronavirus
Tedros Adhanom, director general de la OMS, enuna conferencia acompañado por otra funcionaria de la organización

Donald Trump aseguró que evalúa volver a financiar a la Organización Mundial de la Salud (OMS), después de haber congelado sus aportes a la entidad en abril. Según refirió el presidente estadounidense en su cuenta de Twitter, la idea es contribuir en niveles “mucho más bajos que China”.

El gobierno de Trump acusa a la OMS de haber permitido, adrede o por negligencia, que Beijing ocultara información sobre el origen de la pandemia del coronavirus y asegura tener suficiente evidencia para probar que el régimen del Xi Jinping engañó a la comunidad mundial.

“Este es uno de los numerosos conceptos que están siendo considerados bajo los cuales pagaríamos el 10% de lo que hemos otorgado durante muchos años, poniéndonos a un nivel de pagos mucho más bajo que el China”, afirmó Trump en Twitter.

El mandatario desde la residencia presidencial de Camp David (Maryland), a las afueras de Washington, donde pasa el fin de semana, agregó: “Aún no he tomado una decisión final. Todos los fondos están congelados”.

Estados Unidos es el mayor contribuyente hasta ahora de la OMS. Entre contribuciones obligatorias y voluntarias aporta anualmente entre 400 y 500 millones de dólares.

Las relaciones entre la Casa Blanca y la OMS se tensaron luego de que Trump acusara al organismo de estar “codo a codo” con el presidente de China, Xi Jinping, para encubrir el brote del nuevo coronavirus. En abril, el gobierno norteamericano alegó que la OMS se estaba convirtiendo en una herramienta de “propaganda china”, y decidió detener su financiación.


La semana pasada, un informe de inteligencia alemán reveló que Xi Jinping pidió personalmente al director de la OMS que ocultara información sobre el coronavirus. La investigación del Servicio Federal de Inteligencia difundió la existencia de una conversación entre el presidente chino y Tedros Adhanom el 21 de enero pasado.

Por su parte, un informe del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos fechado el 1 de mayo y obtenido por la agencia Associated Press, señala que China “ocultó intencionalmente la gravedad”. El documento demuestra que China aumentó sus importaciones y disminuyó las exportaciones de suministros médicos.

Además, hace dos semanas, se conoció de una investigación de cinco agencias de inteligencia occidentales (alianza Five Eyes compuesta por Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Nueva Zelanda y Australia), que afirma que el gobierno chino encubrió la noticia del virus silenciando o “desapareciendo” a los médicos que hablaron, destruyendo las pruebas del virus en los laboratorios y negándose a proporcionar muestras vivas a los científicos internacionales que estaban trabajando en una vacuna.

“Uno de los aspectos más críticos del informe es la falta de transparencia de China sobre cómo se propagó la enfermedad. El expediente resalta la existencia de una negación mortal de la transmisión entre humanos en las primeras etapas del brote en Wuhan. De hecho, revela que China tenía pruebas de transmisión entre humanos desde principios de diciembre, pero siguió negando que pudiera propagarse de esta manera hasta finales de enero”, precisa Infobae.

En tanto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, también apuntó días atrás contra Beijing por el origen de la pandemia. Pompeo, denunció que actualmente “el Partido Comunista Chino sigue bloqueando el acceso a sus laboratorios al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para averiguar qué ocurrió exactamente (…) El presidente Trump fue muy claro, vamos a hacer que los responsables rindan cuentas, y lo haremos cuando nosotros decidamos”.