Asesor de Biden dice que 'circunstancias cambiaron' respecto a Cuba tras el 11J

"Las circunstancias han cambiado y eso requiere que el presidente evalúe cuál es el mejor camino para ir hacia adelante y apoyar al pueblo cubano", añadió Sullivan
"Las circunstancias han cambiado y eso requiere que el presidente evalúe cuál es el mejor camino para ir hacia adelante y apoyar al pueblo cubano", añadió Sullivan
 

Reproduce este artículo

Jake Sullivan, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense Joe Biden, declaró a CNN este domingo que las "circunstancias cambiaron" en la política hacia Cuba tras las protestas populares del 11 de julio, por lo que EE.UU reconsidera sus opciones.

Sullivan expresó que "las cosas cambiaron un poco este año. En julio vimos unas protestas substanciales, las más significativas en mucho tiempo. Y vimos una brutal represión por parte del Gobierno que continúa hasta el día de hoy mientras se sigue dictando sentencia contra algunos de esos manifestantes".

Preguntado sobre la promesa durante la campaña electoral del presidente Biden para avanzar en el deshielo con Cuba, el asesor de Seguridad Nacional indicó que las decisiones del gobernante no se guían por políticas electorales.

"Las circunstancias han cambiado y eso requiere que el presidente evalúe cuál es el mejor camino para ir hacia adelante y apoyar al pueblo cubano", añadió Sullivan este 7 de noviembre.

Planes de Biden hacia Cuba antes de 11J 

Antes de las protestas populares del 11 de julio de 2021 en Cuba, la Administración Biden planeaba restablecer las remesas, el servicio consular y que los cubanoamericanos pudieran viajar a la Isla.

"Hemos visto un deterioro en la situación de derechos humanos en Cuba. Eso ha sido una gran preocupación del presidente, pero también deja muy claro que está en nuestro interés quitar los límites sobre las remesas y la viabilidad de que lo cubanoamericanos puedan viajar a Cuba y restaurar el servicio consular. Es nuestro interés unilateral en hacerlo, tenemos un argumento fuerte y humanitario al respecto", señaló en junio Juan González, del Consejo de Seguridad Nacional.

Desde entonces el mandatario estadounidense ordenó una 'revisión total' de la política hacia la Isla.

"Los mejores embajadores son los cubanoamericanos. Tenemos que tener conversaciones serias y apenas terminemos esa revisión tomaremos decisiones", concluyó González a finales de junio.

Las manifestaciones del 11J dejaron más de 1200 detenidos, de los cuales una parte enfrenta peticiones fiscales de hasta 30 años de privación de libertad.

Para el próximo lunes 15 de noviembre la sociedad civil cubana organiza la llamada Marcha Cívica por el Cambio, exigiendo que se libere a los presos políticos del país. EE.UU dijo que tomará acciones si el régimen reprime la manifestación.

"EE.UU. comparte la visión del pueblo cubano: democracia, prosperidad y derechos humanos. Apoyamos su derecho a reunirse pacíficamente el 15N", comentó Brian A. Nichols, subsecretario de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU a finales de octubre.

El gobierno estadounidense pidió al régimen de La Habana que "permita la libre expresión y escuche al pueblo. Sus voces no pueden ser silenciadas".