EEUU rechaza enmienda para favorecer comercio con Cuba

El republicano Mario Díaz-Balart dijo en el debate que este no es momento de favorecer a una dictadura despiadada como la de Cuba.
Rashida Tlaib y Mario Díaz-Balart se enfrentaron durante el debate parlamentario
 

Reproduce este artículo

La Cámara de Representantes de Estados Unidos rechazó este 21 de julio con una votación de 260 contra 163 una enmienda presentada por Rashida Tlaib, congresista demócrata por Michigan, para favorecer las ventas de alimentos a Cuba.

En el debate que tuvo lugar antes de la votación, Tlaib argumentó que “al permitir que los importadores cubanos compren productos alimenticios estadounidenses a crédito podemos ayudar a aliviar el sufrimiento de los cubanos comunes y construir buena voluntad entre nuestros pueblos”.

“En segundo lugar, la enmienda también ayudaría a los productores agrícolas estadounidenses al eliminar las barreras comerciales que los ponen en desventaja competitiva con países a miles de kilómetros de distancia, como China y Vietnam”, expresó la congresista demócrata.

Otra representante demócrata, Rosa de Lauro, de Connecticut, argumentó a favor de la propuesta que la enmienda levantaría las restricciones sobre el financiamiento privado de las exportaciones agrícolas a Cuba, aumentaría el negocio de los ganaderos y agricultores y crearía puestos de trabajo.

El congresista cubanoamericano Mario Díaz-Balart (republicano, Florida) figura entre los que votaron en contra, y durante la sesión parlamentaria expuso que este no es momento de hacer concesiones a una dictadura despiadada.

“Seguiré oponiéndome a cualquier concesión unilateral al régimen brutal y antiamericano de Cuba. Mientras cientos de presos políticos siguen encarcelados, no podemos disminuir la presión sobre un régimen que utiliza sus ingresos para oprimir aún más al pueblo cubano. El pueblo cubano será libre y estoy orgulloso del Congreso de Estados Unidos por estar con ellos hoy”, añadió el político durante su intervención.

Por su parte, el representante republicano por la Florida Carlos A. Giménez, opinó que era irónico que la enmienda se llevara a votación una semana después de que se conmemorara la valentía de los manifestantes prodemocráticos en Cuba el 11 de julio, durante el levantamiento popular de 2021.

Rashida Tlaib fue parte del grupo de 26 demócratas que pidieron en junio al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, la revisión de su política sobre Cuba para “garantizar que las vacunas contra el Covid-19 de La Habana se distribuyan y no tenga afectaciones su desarrollo”.

La demócrata fue una de las primeras integrantes del Congreso en enfrentarse al ex presidente Donald Trump y exigir “responsabilidad por sus acciones ilegales e inconstitucionales”. También dirigió con éxito dos veces los esfuerzos de juicio político contra Trump.

Recomendaciones

 

Relacionados