Congreso decidirá el reclutamiento militar de las mujeres en los Estados Unidos

Solo los hombres deben registrarse en el Sistema de Servicio Selectivo, pero los comités de la Cámara y el Senado han aprobado expandir el reclutamiento a las mujeres
La teniente general Laura Richardson, nominada por el presidente Biden como jefa del Comando Sur, durante su nominación, en la Casa Blanca. Foto: EFE/Kevin Dietsch
 

Reproduce este artículo

En septiembre, el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes votó a favor de exigir que las mujeres también se registren para un futuro reclutamiento militar.

Durante las deliberaciones, los legisladores votaron 35-24 para adoptar una enmienda de la representante Chrissy Houlahan (D-Pa.) a fin de expandir el registro para el Sistema de Servicio Selectivo más allá de los hombres. Todo ello en el marco de la Ley de Autorización de Defensa Nacional que es la que autoriza el gasto en defensa y establece la política militar del país.

El debate genera polémica y oposición conservadora, pero aun así varios republicanos rompieron filas para apoyar a los demócratas y adoptar la enmienda.

Los llamamientos a ampliar el grupo para un reclutamiento potencial a todos los estadounidenses, no solo a los hombres, han aumentado a medida que el Pentágono abrió todos los roles de combate militar a las mujeres en 2015. Los defensores del cambio también sostienen que el sistema actual es discriminatorio.

“Ya es hora”, dijo Houlahan, veterana de la Fuerza Aérea. “Las mujeres constituyen más del 50% de nuestra población, y no incluirlas en el Servicio Selectivo no solo es un flaco favor para estas mujeres, sino también para nuestra nación en general”.

Por su parte, el Comité de Servicios Armados del Senado aprobó en julio, en una votación bipartidista, una expansión similar del borrador y está previsto que el pleno del Senado debata el proyecto de ley de defensa este otoño.

La ley actual requiere que los hombres estadounidenses se registren en el Servicio Selectivo cuando cumplen 18 años, aunque no ha habido un reclutamiento militar en más de cuatro décadas. Sin embargo, la ley permanece en los libros en caso de que Estados Unidos necesite reclutar hombres para el servicio en tiempos de guerra.

El representante republicano Michael Waltz de Florida, ex-Boina Verde del Ejército, apoyó la propuesta y advirtió que en una hipotética situación de gran emergencia nacional el ejército necesitará un grupo mucho más amplio de reclutas.

“Necesitaremos hombres, mujeres, homosexuales, heterosexuales, cualquier religión, negros, blancos, morenos. Necesitamos a todos, a todos en la cubierta”, dijo Waltz.

A pesar del apoyo bipartidista, los legisladores conservadores y los grupos de defensa han mostrado resistencia e incluso han atacado esfuerzos para expandir el borrador e incluir a las mujeres.

“No necesitamos reclutar mujeres para que las mujeres tengan igualdad en esta nación”, dijo la representante Vicky Hartzler, una republicana por Missouri. “Las mujeres son valiosas en este momento y somos iguales a los hombres sin tener que aprobar una nueva ley”.

Una comisión independiente encargada por el Congreso de examinar el servicio militar recomendó, entre otros cambios, exigir que las mujeres se registren para el Servicio Selectivo.

Diferentes voces han desafiado la ley actual, alegando que es discriminatoria e inconstitucional y que discrimina por motivos de sexo.

Se trata de avanzar un paso más en el ámbito militar estadounidense donde cada vez más mujeres se han hecho un lugar y han evolucionado su carrera y hacer profesional.

Si ambos proyectos sobreviven a las votaciones en la Cámara y en el Senado, la ley terminaría en la Oficina Oval para la firma del presidente Joe Biden.

Tags