Régimen niega visita familiar en prisión a José Daniel Ferrer

"Continuamos exigiendo a Raúl Castro y Díaz Canel verdadera prueba de vida de José Daniel Ferrer, así como su liberación inmediata e incondicional", expresó su familia
José Daniel Ferrer y su hijo, en foto de archivo
 

Reproduce este artículo

El régimen castrista negó al prisionero de conciencia José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), una visita familiar en la cárcel de Mar Verde, en Santiago de Cuba.

La activista Ana Belkis Ferrer García, hermana del conocido opositor, explicó en Facebook que el agente de la policía política que se hace llamar “Daniel”, contactó al hijo del disidente, José Daniel Ferrer Cantillo, para que el miércoles llevara alimentos y aseo a la prisión “donde según ellos [lo] mantienen confinado (…) en celda de aislamiento”.

Cuando la familia llegó al centro penitenciario, esperanzada con la posibilidad de ver a Ferrer, los guardias recogieron la jaba con comida y productos de aseo para llevarla al prisionero. Poco después “regresaron con un pequeño vídeo sin fecha, donde supuestamente su papá lo saluda y le dice que cuide a sus hermanos”, afirmó la activista.

“A Nelva Ismarays Ortega Tamayo, ni siquiera le permitieron pasar al lugar donde requisaron los productos llevados, según los agentes castristas por publicar imagen pidiendo Fe de Vida de su esposo”, denunció Ana Belkis Ferrer.

“Nuevamente la dictadura Castro Canel comunista niega a José Daniel el derecho a visitas con sus seres queridos”, dijo la opositora. Añadió que el líder de la Unpacu cumple más de 80 días sin poder tener contacto físico con sus familiares.

Tampoco han podido “al menos escucharlo a través de llamadas telefónicas, derecho que tienen todos los reclusos y también se empeñan en violarlo y negarlo, intensificando cada día más sus crueles, perversos y criminales mecanismos de tortura psicológica”, añadió Ana Belkis.

“Continuamos exigiendo a Raúl Castro y Díaz Canel verdadera prueba de vida de José Daniel, así como su liberación inmediata e incondicional y la de todos los SECUESTRADOS, DETENIDOS Y PRESOS POLÍTICOS”, concluyó en Facebook.

En los últimos días activistas exigieron fe de vida de José Daniel Ferrer. Las damas de blanco Berta SolerGladis CapoteSissi Abascal y Micaela RollLázaro Díaz, miembro del Partido por la Democracia “Pedro Luis Boitel”, y el miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República, José Díaz, salieron hoy a las calles con carteles donde piden la liberación de Ferrer.

Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en el reparto Altamira, Santiago de Cuba, el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes, para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto lo condenaron a cuatro años y 14 días en prisión, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de “limitación de la libertad” (sin internamiento) que tenía desde 2020.

Según informó en redes sociales su hermana, Ana Belkis Ferrer, le entregaron a su esposa, la doctora Nelva Ismarays Ortega, el auto de revocación de esta sanción, y en su lugar, debe pasar cuatro años y 14 días preso.

Las autoridades mantienen la acusación en su contra por supuesto “desorden público”, tras ser detenido el pasado 11 de julio.

Tras dos meses de incomunicación, el 30 de agosto envió una carta a su esposa, Nelva Ismarays Ortega, donde indica que desde el 12 de agosto permanece confinado en celda de aislamiento semidesnudo, porque las autoridades le niegan ropa que no sea la de preso común, pues los presos de conciencia se niegan a usarla.

Diez días después, el 10 de septiembre, el régimen permitió que se comunicara con su familia a través de un video, en donde dijo estar en la prisión de Mar Verde, aunque opositores dudaron de la veracidad de las imágenes, pues fueron difundidas por una página controlada por la Seguridad del Estado.