Gobierno Biden solicitará al Tribunal Supremo bloquear la ley antiaborto de Texas

​​​​​​​Un tribunal federal restituyó un instrumento legal que amplía las restricciones para la interrupción del embarazo en Texas.
Presidente Joe Biden Fotografía: EFE/Archivo
 

Reproduce este artículo

La administración Biden pedirá al Tribunal Supremo que bloquee la ley antiaborto de Texas, una de las más restrictivas de país, mientras se resuelve la disputa legal sobre la normativa, informó este viernes en breve comunicado el portavoz del Departamento de Justicia, Anthony Coley.

La semana anterior, un tribunal federal de apelaciones restituyó la ley antiaborto en el conservador estado de Texas, gobernado por republicanos. Lo hizo tan solo dos días después de que un juez la bloqueara temporalmente, indicaron Infobae y EFE.

La ley que prohíbe prácticamente cualquier interrupción del embarazo entró en vigor el 1 de septiembre. Y la decisión de restituirla fue tomada por el Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, uno de los más conservadores del país.

La corte adoptó esa resolución en respuesta a un recurso del fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, contra el fallo adoptado el 6 de octubre por un juez federal de distrito. El jueves, ese tribunal resolvió dirimir el asunto a principios de diciembre.

Es posible que, indistintamente de la decisión final de la corte de apelaciones, el caso termine de nuevo ante el Supremo que ya había rechazado, semanas atrás, estudiar la ley. Admitió, no obstante, que los litigantes habían planteado dudas serias sobre su constitucionalidad.

La ley de Texas permite que particulares presenten demandas civiles contra cualquier persona que ayude a una embarazada a abortar si creen que infringe la prohibición y ofrece recompensas de hasta 10.000 dólares a cada demandante si gana el juicio.

El vacío legal permitió que esa ley entrara en vigor, a pesar de que contradice expresamente la decisión judicial de 1973, que legalizó el aborto en los Estados Unidos, conocida como “Roe versus Wade”.

El veto de Texas es el más restrictivo de los 90 que han entrado en vigor este año en territorios de todo el país, impulsados por líderes conservadores en Congresos estatales. En Texas, la prohibición del aborto, desde las seis semanas de gestación, no contempla excepciones ni siquiera en los casos de incesto o violación.

Tags