Aumento de nuevos casos de contagio por COVID-19 en Florida

La tasa de contagio en Florida supera el 10%, lo que significa que la trasmisión comunitaria del COVID-19 se encuentra activa nuevamente
Aumento de casos en Florida
 

Reproduce este artículo

El nivel de contagio del COVID-19 nuevamente superó el 10%, lo que significa que está activa la trasmisión comunitaria de la enfermedad en Florida.

El condado de Miami-Dade alcanzó la cifra del 19.1% y el condado de Broward alcanzó el 15.8% de positividad en el acumulado desde que comenzó la pandemia.

Nada más en el conteo de la última semana que culminó el 15 de julio, la tasa de positivos en Miami-Dade fue de 7.4% y en Broward fue de 8.1%, lo que representa un aumento respecto a semanas anteriores, aunque estuvo por debajo del 10%.

El Jackson Health System anunció que no va a permitir el ingreso de visitas para la mayoría de las unidades de pacientes hospitalizados. Mientras que la red Memorial Regional restringirá las visitas y hasta podría suspenderlas ante el incremento de contagios.

Desde el 4 de julio, el Jackson Health System confirmó que experimentaron un aumento de ingresos por COVID-19. De 96 ingresos reportados el 14 de julio, la cifra alcanzó este martes 143 ingresos, el número más alto en los últimos meses; y la mayoría de las infecciones se debe a la variante Delta.

La cepa Delta es mucho más contagiosa de lo que se había visto en cualquiera de las variantes anteriores del COVID-19, ya que se trasmite rápidamente con unas cargas virales muy altas y puede infectar a personas vacunadas y no vacunadas.

“En estos momentos las personas que se están infectando con el virus son personas más jóvenes, y que están bastante saludables”, indicó Carlos A. Migoya, presidente del Jackson Health System.

Según expertos, las actuales vacunas protegen contra todas las variantes del COVID-19 que están en circulación, incluida la Delta, que ha sido responsable de infecciones severas, hospitalizaciones y muertes.

Un estudio arrojó que la vacuna de Johnson & Johnson es menos efectiva que la vacuna de Pfizer y Moderna contra la variante Delta.