Cerca de 600 nuevos contagios de COVID-19 en Florida

Este domingo el estado de Florida reportó un total de 40 mil 596 casos confirmados de COVID-19, 595 más que el sábado, y mil 721 decesos como consecuencia de la enfermedad, seis más que la jornada previa
Casos de coronavirus en Florida 10 de mayo
 

Reproduce este artículo

Este domingo 10 de mayo el estado de Florida reportó un total de 40 mil 596 casos confirmados de COVID-19, 595 más que el sábado, y mil 721 decesos como consecuencia de la enfermedad, seis más que la jornada previa y mucho menos que el aumento de 46 fallecidos que fue reportado la víspera.

Pese a la estabilización de los incrementos, que sugiere estabilidad en la curva de contagios, algunos condados del sur de la Florida, epicentro de la epidemia en el estado, distan aún de poderse embarcar en la primera fase de reapertura de la economía.

Miami-Dade, el condado más poblado del estado, sigue teniendo una tasa de pruebas y positivos superior al 10 por ciento que aconseja el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) para establecer la primera fase de reapertura económica.

Hasta el momento, Miami-Dade reporta 14 mil 7 casos, el mayor número para un condado en el estado, y 487 muertes, mientras que Broward y Palm Beach, los otros condados de peor situación epidemiológica, reportan 5 858 y 3 mil 870 positivos, respectivamente.

Esta situación determinó que esos tres condados quedasen excluidos del proceso de reapertura escalonado iniciado el lunes 4 de mayo en Florida. Sin embargo, se permitió que pudieran formar parte de un cierto relajamiento de las estrictas medidas de confinamiento implementadas en todo el estado durante el pasado mes.

De acuerdo con el plan estatal para una vuelta progresiva a la normalidad, en la Fase Uno, la iniciada el lunes pasado, se flexibilizan las medidas que restringían la actividad económica, pero manteniendo el distanciamiento físico entre personas y la prohibición de reuniones de más de 10 personas.

Como consecuencia de la crisis económica que la pandemia lleva aparejada por las medidas que obliga a tomar, más de un millón de residentes en Florida han solicitado el subsidio del desempleo. Asimismo, el sector turístico, el más importante para la economía de la entidad, está paralizado totalmente, lo que incide directamente en el aumento de los despidos y suspensiones.