Biden nomina a inmigrante cubano para dirigir Seguridad Nacional
Joe Biden comenzó a dar nombres que integrarían su gabinete y entre ellos destacan el del cubanoamericano Alejandro Mayorkas, a quien nominó para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional
Alejandro Mayorkas
 

Reproduce este artículo

El demócrata Joe Biden, cuya eventual victoria en las elecciones presidenciales para el mandato 2021-2025 está aún pendiente de confirmación por parte del Colegio Electoral de Estados Unidos, en medio de las alegaciones del presidente Donald Trump de irregularidades y fraude en el escrutinio de varios estados, comenzó a conformar su gabinete y este lunes 23 de noviembre nominó a Alejandro Mayorkas, inmigrante cubano, para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

De confirmarse la victoria de Biden y ser ratificado por el Senado, Mayorkas, que cumple 61 años el martes, sería el primer hispano y el primer inmigrante en dirigir el DHS, entidad creada después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Luego de su nominación, el cubanoamericano manifestó su emoción en Twitter. “Cuando era muy joven, Estados Unidos nos dio a mi familia y a mí un lugar para refugiarnos. “Ahora, he sido nominado para el cargo de secretario del DHS y supervisar la protección de todos los estadounidenses y de aquellos que huyen de la persecución en búsqueda de una mejor vida para ellos mismos y sus familias”, escribió.

La nominación y eventual ratificación de Mayorkas sería un destacable colofón para una carrera profesional y política marcada por hitos históricos, dada su condición de inmigrante. En 1988 se convirtió en el fiscal más joven de Estados Unidos y fue el cubanoamericano de mayor rango durante la presidencia de Barack Obama.

En ese período ayudó a negociar el primer memorándum de seguridad nacional de entendimiento entre Estados Unidos y su país natal, y entre 2008 y 2013 dirigió la agencia de ciudadanía que pertenece al DHS. Desde ese puesto desarrolló la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), programa que protege de la deportación a aquellos que llegaron a la nación norteña ilegalmente siendo menores de edad, conocidos como “dreamers”.

Tras salir del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis, por sus siglas en inglés), fue el segundo al mando del DHS hasta 2016, tiempo en el que le tocó dirigir la respuesta de la dependencia federal a los brotes de zika y ébola.

“Su conocimiento del departamento y su capacidad para ponerse al tanto le permitirá comenzar con el trabajo de reparación que tanto se necesita”, comentó a los medios Alan Bersin, exsecretario adjunto de la Oficina de Política del DHS, luego de que se conociera la nominación del cubano.

Los reportes de prensa al respecto destacan que Mayorkas tomaría el mando de una agencia federal en expansión, que cuenta con más de 250 000 empleados y ha tenido varios cambios en su dirigencia durante la actual administración republicana. Durante más de un año la ha estado dirigiendo un secretario interino que no ha sido confirmado por la Cámara Alta del Congreso.

Las diferencias entre republicanos y demócratas en el tratamiento del tema migratorio, y específicamente entre las agendas de Trump y Biden, anticipan que el cubanoamericano y el DHS todo encararán cambios severos en la materia.

Entre los principales desafíos de Mayorkas se estima esté la marcha atrás a varias de las políticas de inmigración modificadas o implementadas por Trump, sin que ello suponga nuevas avalanchas de migrantes en la frontera sur, donde el número de personas detenidas aumentó en octubre por sexto mes consecutivo.

Mayorkas es un “centrista” que buscará equilibrar las inquietudes humanitarias con la necesidad de una seguridad fronteriza, comentó Bersin. “El número de migrantes que se están desplazando hacia la frontera aumenta drásticamente mientras hablamos y la urgencia de que el gobierno de Biden se enfoque en las labores contra la pandemia y en la recuperación económica convertiría a la crisis migratoria en una carga", agregó.