Patrulla Fronteriza de EEUU detiene a migrantes cubanos en Arizona

La intercepción se realizó en una zona de difícil acceso, en el desierto donde los migrantes pasaron varios días.
Migrantes cubanos detenidos en Arizona
 

Reproduce este artículo

La Patrulla Fronteriza de EE. UU. detuvo a 68 migrantes, la mayoría cubanos, al oeste de Lukeville, Arizona, informó este miércoles John R. Modlin, jefe de patrulla en el sector de Tucson.

Según Proyecto Puente, gran parte de esa área se encuentra en un territorio complejo desde el punto de vista geográfico. Para efectuar una entrada ilegal por esa zona, los inmigrantes a menudo deben pasar varios días en el desierto. El terreno es áspero, rocoso, y el desierto está cubierto de cactus y arbustos que dificultan el viaje.

“Debido a la lejanía, una gran parte del área es patrullada no solo a pie sino también con patrullas a caballo, vehículos todo terreno y motocicletas. Los agentes combinan el seguimiento con sensores terrestres y equipos de visión nocturna”, detalló la fuente.

Durante el último año, el arribo de migrantes cubanos a EE. UU. aumentó al punto de ser clasificado como crisis migratoria por expertos y Washington, que mantuvo conversaciones con La Habana para detener la avalancha.

Es una especie de Mariel silencioso. Los números y los testimonios que llegan de la cantidad de gente que se está lanzando a través de Nicaragua son preocupantes”, explicó a BBC Jorge Duany, experto en temas migratorios de la Universidad Internacional de Florida.

La crisis económica en el país “es propicia para un estallido social”, declaró Duany, por lo que “esta última coyuntura migratoria es coherente con una práctica histórica de las autoridades cubanas, que es abrir la válvula para que los más descontentos emigren, como hicieron durante la crisis de Camarioca en el año 65, la del Mariel en el 80 y la del 94, la llamada crisis de los balseros”.

Casi 80 000 cubanos llegaron a EE. UU. entre el 1 de octubre de 2021 y el 31 de marzo de 2022, según las estadísticas más recientes del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, siglas en inglés).

En ese periodo, que comprende el año fiscal 2022, 78 903 isleños cruzaron la frontera con México, en una de las oleadas migratorias más graves de los últimos 30 años.

Estos datos duplican los de años fiscales anteriores, así como la cantidad de cubanos llegados a EE. UU. durante la crisis de los balseros en 1994. De mantenerse este ritmo, se espera que las cifras superen ampliamente los 125 000 que emigraron de la Isla en 1980 durante el éxodo del Mariel.

A raíz de la crisis, representantes de la administración Biden y el gobierno de Miguel Díaz-Canel decidieron entablar negociaciones migratorias en Washington el 21 de abril.

Desde octubre de 2021, el régimen cubano dejó de aceptar nuevas deportaciones provenientes de Estados Unidos, declaró a El Nuevo Herald un portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).