Se recupera turista español víctima de explosión en Hotel Saratoga

La española Cristina López-Cerón, pareja de César Román, fue una de las fallecidas en el accidente
La española Cristina López-Cerón, pareja de César Román, fue una de las fallecidas en el accidente masivo
 

Reproduce este artículo

El turista español César Román, una de las víctimas de la explosión en el Hotel Saratoga en La Habana el pasado 6 de mayo, ya está sin peligro para la vida, reportaron medios de ese país.

Según la nota de La Voz de Galicia, el joven ya salió de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Calixto García,en el que se encuentra ingresado hace más de dos semanas.

Fuentes cercanas a la familia declararon a ese medio que si el joven continúa mejorando, podría regresar a España próximamente para continuar su recuperación.

Actualmente, Román puede caminar y se recupera rápidamente de sus lesiones. 

Según reportes iniciales de El País, el español fue operado de varios traumatismos sufridos por la explosión en el Hotel Saratoga, que causó la muerte de 46 personas.

La española Cristina López-Cerón, pareja de César Román, fue una de las fallecidas en el accidente por trasiego de gas licuado.

Horas antes de la confirmación oficial por parte de Cuba, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, informó en redes sociales sobre el caso de ambos turistas.

"Nos llegan trágicas noticias desde Cuba. Una turista española ha fallecido y otro ciudadano español está herido de gravedad tras la explosión del hotel Saratoga. Todo nuestro cariño para sus familias y las de todas las víctimas y heridos. Nuestro apoyo también al pueblo cubano", escribió el mandatario.

El cuerpo de López-Cerón Ugarte llegó a Viveiro, su pueblo natal,  el pasado 12 de mayo, según medios locales.

Una vez graduada, en el 2016, López-Cerón estudió un máster en banca y finanzas en A Coruña que le facilitó entrar a trabajar en entidades financieras como Caixabank o Abanca. Antes de su fatídico viaje a Cuba, trabajaba en la oficina de Abanca en Ortigueira.

El emblemático hotel de la capital cubana estalló en la mañana del 6 de mayo, en lo que las autoridades del régimen describieron como "un accidente provocado por una fuga de gas".