Colapsa el cráter del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma

El lado norte del cráter del volcán Cumbre Vieja se derrumbó, lo que provocó fuertes explosiones y un río de lava más denso
Volcán Cumbre Vieja / Captura de pantalla
 

Reproduce este artículo

El río de lava que brota del volcán Cumbre Vieja, en la isla española de La Palma, se volvió más denso este lunes después de que se derrumbara el lado norte del cráter y provocara fuertes explosiones.

Las autoridades descartaron nuevas evacuaciones a pesar del aumento de la actividad. La lava continúa una trayectoria similar a la de los flujos anteriores y sigue evitando las zonas que hasta el momento se han salvado, confirmó el presidente regional de las Islas Canarias, Ángel Víctor Torres.

“Hemos tenido que ordenar algunos cierres por la calidad del aire, pero no tenemos previsto evacuar a más personas”, señaló Torres en una entrevista al canal TVE este lunes por la mañana.

Agregó que, el volcán había emitido aproximadamente tres veces el material expulsado durante su última gran erupción en 1971, en una cuarta parte del tiempo.

Torres dijo además que su Administración pretende comprar unas 300 casas para quienes perdieron sus viviendas y afirmó que aún era demasiado pronto para detectar la magnitud de los daños totales.

“Si la lava sigue brotando en las mismas cantidades que vimos la noche del domingo, los daños van a ser mayores”, añadió.

Aproximadamente 1.000 edificios han sido destruidos desde que comenzó la erupción el 19 de septiembre y unas 6.000 personas han sido evacuadas, la mayoría de ellas de las localidades de El Paso y Los Llanos de Aridane, dos de los principales núcleos de población de la isla.

El presidente de España, Pedro Sánchez, visitó la isla durante el fin de semana y prometió una ayuda de 206 millones de euros para la reconstrucción e insistió que la isla de La Palma era segura para el turismo.

Nube de dióxido de azufre

La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) detectó el domingo una densa nube de dióxido de azufre sobre Puerto Rico proveniente del volcán Cumbre Vieja.

“Las imágenes de satélite Cepernicus/Sentinel muestran que la nube de material particulado está entrando en el Caribe, y una parte densa se encontraba el domingo justo sobre Puerto Rico, por lo que se recomienda el uso de mascarilla al aire libre”, escribió en su cuenta de Facebook la Sociedad de Astronomía del Caribe, organización experta en el área.

Por su parte, el laboratorio de Química Atmosférica e Investigación de Aerosoles de la Universidad de Puerto Rico (ACAR, por sus siglas en inglés), indicó que existe una posibilidad de que la nube densa sea una combinación del polvo proveniente de África junto con la ceniza volcánica.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico recomendó a las personas mayores, niños y personas con problemas respiratorios a reducir las actividades que requieran esfuerzo prolongado al aire libre.