Juan Manuel Santos pide que Biden retire a Cuba de la lista de países que patrocinan terrorismo

El nobel de paz colombiano rechazó la decisión de Donald Trump de ingresar a Cuba a la lista de países que apoya el terrorismo y pidió a Joe Biden revertirla.
Juan Manuel Santos pide que Biden retire a Cuba de la lista de países que patrocinan terrorismo
 

Reproduce este artículo

El expresidente colombiano Juan Manuel Santos pidió este martes al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, revertir la decisión que tomó Donald Trump ocho días antes de que terminara su periodo de incluir a Cuba en la lista de países que apoyan el terrorismo.

En un comunicado en nombre de The Elders, una organización creada por Nelson Mandela en 2007 y que reúne a líderes mundiales en temas de paz, justicia y DD. HH. instaron a Biden “que tome medidas inmediatas para revertir la decisión, tomada por la antigua administración Trump el 11 de enero, de redesignar a Cuba como Estado patrocinador del terrorismo”.

Las razones por la que la administración Trump incluyó a Cuba en esta lista es porque allí se encuentran los jefes de la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que llegaron a la isla luego de que se rompieran los diálogos de paz que se llevaban en Quito (Ecuador) por una ataque terrorista a una escuela de policías en 2019 y en la que fallecieron 22 jóvenes que se preparaban para ser oficiales.

El gobierno colombiano, en cabeza de Iván Duque, ha pedido en numerosas oportunidades la extradición de la cúpula de ese grupo guerrillero, pero Cuba se niega a hacerlo porque hay unos protocolos de compromiso, aprobados por Santos, que daba a los negociadores 72 horas para volver con libertad al territorio colombiano, y desde allí salieron hacia la isla.

En ese sentido, la organización The Elders enfatizó que “ningún Estado debe enfrentar repercusiones negativas por ayudar a facilitar los acuerdos de paz”. Y eso significa, a su juicio, que debe de haber un reconocimiento al papel desempeñado por Cuba y los otros países mediadores, en el caso particular, de los procesos de diálogo con las FARC y el ELN.

Como nobel de paz, el expresidente Santos manifestó además su rechazo a esa decisión de la anterior administración estadounidense e instó a Biden a replantear la inclusión de la isla en esa lista de auspiciadores del terrorismo.

En un análisis de la BBC de Londres sobre la decisión de Trump contra Cuba, recordaron que la isla llevaba en la lista de países patrocinadores del terrorismo desde 1982, pero fue retirada en 2015, por decisión del entonces presidente Barack Obama, que buscaba un ‘deshielo’ para reanudar las relaciones diplomáticas entre las dos naciones.

Las relaciones entre Colombia y Cuba han estado tensas desde que la revista Semana, un medio colombiano de prestigio, reveló el contenido de un informe de inteligencia que denuncia una estrategia de injerencia indebida de Cuba en Colombia de cara a los comicios presidenciales de 2022, en los cuales el régimen de La Habana querría que la izquierda obtuviese la victoria.

El presidente Duque advirtió que expulsará a diplomáticos cubanos que están rompiendo con la Convención de Viena sobre las relaciones internacionales.

“Creo que esto es muy importante para que nosotros entendamos que en nuestro territorio: bienvenidos todos los diplomáticos que vengan a fortalecer los lazos, pero también seremos claros, seremos implacables y contundentes con quienes pretenden en el ejercicio de sus funciones diplomáticas, venir a nuestro país a tratar de interferir  en el sano desarrollo del curso institucional colombiano”, subrayó Duque.

La posición fue compartida por el expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) que advirtió al régimen cubano que no iba a permitir que "Colombia sea llevada al paredón”.

El paredón era el mecanismo utilizado por el Che Guevara, Fidel Castro y en general la revolución cubana para fusilar a quienes no estuvieran de acuerdo con el plan político y económico que tenían los comunistas para la isla. Se estima que al menos 7 mil personas fueron asesinadas en esas circunstancias.

Con la llegada de Biden, muchos anticipan que uno de los giros que podría dar la Casa Blanca en materia internacional es frente a la isla del Caribe. Aunque no hay nada confirmado, en muchos puntos de la diplomacia se esperan cambios radicales.