Deforestan 1.500 hectáreas de parque natural en Colombia para sembrar coca

Alrededor de 1.500 hectáreas de bosque tropical, dentro de un parque nacional en Colombia, fueron deforestadas presuntamente para cultivar coca, cuyas hojas son la materia prima de los cárteles de la droga para la elaboración de cocaína.

La revista colombiana Semana reportó el miércoles que unidades de la fuerza pública evidenciaron que 1.500 hectáreas habían sido deforestadas en el Parque Natural La Paya, ubicado en el municipio de Puerto Leguízamo, en el departamento de Putumayo (suroeste), para fines ilícitos como el cultivo de coca.

En la operación se detuvo a ocho personas por la depredación de los bosques amazónicos. Los capturados fueron trasladados a la ciudad de Florencia (Caquetá) para efectuar el procedimiento judicial.

El reporte periodístico señaló que las fuerzas militares destruyeron 16 construcciones rústicas e incautaron cuatro escopetas. Detuvieron además a tres menores de edad, quienes fueron puestos a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

En las 1.500 hectáreas ya deforestadas, el gobierno iniciará un plan de reforestación.

“Esta estrategia de control permite activar los procesos de restauración pasiva del bosque, ecosistema que podría tardar entre 7 y 10 años para tener una cobertura forestal suficiente que facilite el retorno natural de algunas especies animales al ecosistema”, dijo un comunicado de la Presidencia de la República.

 

 

Sin embargo, para que un bosque afectado por la deforestación regrese a su estado natural, deben pasar entre 50 y 70 años.

“Con este tipo de acciones, el gobierno busca controlar los focos de deforestación causados por colonos y grupos armados ilegales, que intentan expandir la cadena de producción de estupefacientes y activar los procesos de restauración pasiva del bosque”, aseguró el comunicado.

El parque nacional La Paya es una de las cinco áreas protegidas más afectadas por la deforestación, pues ha perdido más de 3.600 hectáreas de bosque, detalló la revista Semana.

En los primeros tres meses de este año, La Paya estuvo entre los siete parques nacionales con mayor concentración de alertas tempranas por deforestación, de acuerdo con un informe revelado recientemente por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

El alto grado de vulnerabilidad de los bosques y los demás recursos naturales de este pulmón del Putumayo, que en total suma 422.000 hectáreas, llevaron al gobierno a tomar medidas de control y poner en marcha en La Paya la quinta fase de la campaña militar y policial Artemisa.

En el operativo participaron miembros del Ejército y Policía Nacional, Fiscalía General de la Nación y Parques Nacionales Naturales. El sitio deforestado fue identificado por medio de procesos investigativos llevados a cabo por las autoridades.