Alertas en arrecifes coralinos por dinamita
Se encuentra en peligro la plataforma coralina más extensa de la región Caribe ubicada en las Islas del Rosario, debido a que pescadores están utilizando dinamitas para la pesca.
Arrecife de coral en Islas del Rosario
 

Reproduce este artículo

El Parque Nacional Natural de Corales del Rosario y San Bernardo (PNNCRSB), ubicada en la zona insular de Cartagena de Indias, posee la plataforma coralina más extensa de la región Caribe, el cual presenta arrecifes franjeantes, arrecifes de parche, tapetes coralinos y bancos coralinos, abarcando un área de 134,5 km2. 

Jorge Benedetti, representante a la Cámara, alertó a la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (AUNAP) y a la Unidad Administrativa de Parques Nacionales Naturales sobre una posible devastación de las extensiones coralinas que se pueden presentar en el parque, siendo uno de los ecosistemas con mayor importancia a nivel global. 

Benedetti afirma que “con profunda tristeza y preocupación recibimos la denuncia de la destrucción de los arrecifes de coral en el Parque Nacional Corales del Rosario y San Bernardo provocada por la pesca con dinamita que realizan personas irresponsables”. Denuncia hecha a través de redes sociales por pescadores, isleños y habitantes de Bocachica.

Se presume que personas provenientes de Bocachica que se encuentran en las Islas del Rosario, están matando sardinas para la pesca con tacos de dinamita, que está afectando el ecosistema marítimo y coralino. 

Se alertó a las autoridades de realizar investigaciones e imponer las sanciones y penalidades correspondientes para colocarle fin a estas actividades ilegales que atentan contra el ecosistema y la biodiversidad marítima. 

La Unidad Administrativa de Parques Nacionales Naturales tiene bajo su cuidado a los ecosistemas de la región, por lo que puede proceder a realizar las sanciones ambientales, la AUNAP puede sancionar a la embarcaciones y eliminar los permisos de pesca, y con el apoyo de la Armada Nacional, controlar y capturar a aquellas personas que se encuentren cometiendo estas actividades destructivas que ponen en riesgo al ecosistema.

Foto: Ruta Chile