Senador de Florida denuncia al régimen cubano por bloquear acceso a El Nuevo Herald
“No podemos apaciguar a un régimen que restringe el acceso a la información y censura a sus disidentes”, señaló el senador del Partido Republicano, Rick Scott
Senador de Florida denuncia al régimen cubano por bloquear acceso a El Nuevo Herald
 

Reproduce este artículo

Rick Scott, senador de la Florida, denunció este miércoles 25 de noviembre en su cuenta oficial en Twitter que “el régimen cubano continúa su censura y ataque a la libertad de expresión”.

“No podemos apaciguar a un régimen que restringe el acceso a la información y censura a sus disidentes”, señaló el político del Partido Republicano.

“¡Los Estados Unidos deben continuar luchando por la democracia en nuestro hemisferio!”, subrayó Scott.

 

Los diarios Nuevo Herald y Miami Herald, voces de la comunidad cubana en Estados Unidos, denunciaron en el día de ayer que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) bloqueó el acceso a sus sitios web desde Cuba.

“Lamentamos los esfuerzos para bloquear nuestros sitios web y exhortamos a cualquier entidad que tome estas medidas a que permita que el pueblo cubano tenga acceso a nuestro contenido”, dijo Jay Ducassi, subdirector del Nuevo Herald.

“El Nuevo Herald y el Miami Herald brindan regularmente una cobertura valiosa e independiente de noticias que son importantes para los cubanos en la isla”, agregó.

Varios medios independientes están bloqueados en Cuba; este método para evitar que llegue información contestaria al público nacional no es nuevo. Desde que el gobierno de Raúl Castro abriera el acceso a internet, mantiene vetados a medios de prensa críticos como Diario de Cuba, Radio Martí, Cibercuba, 14ymedio, ADN Cuba, Tremenda Nota y Cubanet, entre otros.

El régimen suele justificar la censura a los mismos afirmando que tienen una “postura abiertamente contra la revolución”, lo que en una sociedad democrática no sería, ni de lejos, un argumento viable.

No existe una lista oficial pública de sitios bloqueados por las autoridades, pero quienes diseñan la política de censura del gobierno han publicado catálogos de medios prohibidos reproducidos por los medios oficiales para evitar que cubanos de la isla entren a estos sitios o siquiera les den “me gusta” o “seguir” en redes como Facebook y Twitter.

Para conocer la actualidad informativa del país los cubanos sólo tienen acceso pleno a los medios oficialistas o de propaganda del régimen. Cierto es que puede accederse de momento a los medios internacionales, pero estos tratan temas de Cuba sólo de manera ocasional.

 

Además, este año el Estado cubano incrementó la censura y la represión contra medios independientes con detenciones, agresiones y amenazas a periodistas críticos, denunció la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en un informe.

La entidad, fundada en La Habana en 1943 y que representa a más de 1300 medios del continente americano, asegura en su informe 2020 que periodistas independientes en Cuba han sido “detenidos, retenidos, amenazados y golpeados" y "se les ha prohibido salir de sus viviendas o del país”.

La SIP detalla específicamente cinco casos de informadores a quienes el régimen cubano ha prohibido salir de sus casas y sometido a vigilancia, así como 13 que han sido arrestados por la policía y otros 18 que sufrieron allanamiento de su vivienda, decomiso de equipos, interrogatorios o multas.

"Mediante el decreto 370 que censura y monopoliza el uso de internet, decenas de personas fueron multadas con el equivalente a tres salarios mínimos por expresarse en redes sociales. Quienes no pagan pueden ser encarcelados", explica.

En Cuba, donde el gobernante Partido Comunista es el único permitido, están prohibidos los medios de comunicación no estatales, si bien en los últimos años han surgido plataformas privadas o independientes con dominios alojados en el extranjero que informan sobre la realidad del país desde una perspectiva no oficialista.