Revelan resultados de autopsia en el homicidio del niño autista, Alejandro Ripley
Los resultados de la autopsia al niño con autismo Alejandro Ripley, permiten establecer que la muerte en Kendall del pequeño de nueve años es considerada un homicidio, según reveló el informe forense
Alejandro Ripley y su madre, acusada de homicidio
 

Reproduce este artículo

Los resultados de la autopsia al niño Alejandro Ripley, permiten establecer que la muerte en Kendall del pequeño de nueve años es considerada un homicidio, según reveló el informe forense.

La comunidad de Miami-Dade llora la muerte del pequeño que tenía el trastorno del autismo, y decenas de personas han llegado hasta el lugar en que fue hallado su cuerpo para rendirle un homenaje, reportó la cadena local América TeVé.

A cinco días de la muerte de Alejandro Ripley, un improvisado monumento crece entre flores, juguetes de peluche y globos cerca del canal donde fue encontrado el cadáver del pequeño el pasado viernes. Maestras, terapistas y residentes que ni siquiera lo conocían se han acercado hasta al lugar conmovidos con la noticia.

Less Escanyos, anciana residente en Miami, afirma que “todavía lloro, porque yo no sé cómo alguien puede hacer eso”. Su niño no habla porque tiene un padecimiento que se lo impide, por lo que la mujer se ha sentido muy identificada y conmovida con lo ocurrido con el pequeño Ripley, de condición autista.

Norma Espayat afirma que está “bastante afectada” desde que vio la noticia. “Cuando supe lo que había pasado yo no lo podía creer, y en general toda la comunidad tampoco”, dice.

Patricia Ripley, de 45 años, es la madre de Alejandro que inicialmente denunció a la policía el supuesto secuestro de su hijo de nueve años, y luego este sábado admitió que era la culpable de la muerte del menor luego de varios intentos.

Una de sus maestras declaró que “es muy doloroso porque ella [la madre] tuvo la oportunidad de reflexionar, y parece ser que estuvo determinada a acabar la vida a ese pobre niño (…) Yo y muchas de las maestras que él tuvo, se sienten de la misma manera porque nadie vio ninguna señal”.


Melissa Hernández es otras de las maestras de la escuela MOT Academy a la que asistió Alejandro, y contó a América Noticias que el pequeño cambiaba de humor constantemente y tenía días en los que era afectivo y otros no tanto.

“Era un poquito agresivo, pero era un muchacho bueno. Y los padres que venían a recogerlo también…”, dice Hernández, quien confiesa que se quedó muy afectada cuando vio las fotos del niño, no podía creerlo.

Uno de los residentes que salió a socorrer al pequeño en el primer canal en el que presuntamente su madre lo empujó cercano a la avenida 103 y la calle 88 de Kendall pidió resguardar su identidad, pero contó lo que él vio.

“La primera imagen que veo es del niño dando salticos en el agua, no sé si es porque tocaba el fondo o hacia el intento de mantenerse arriba, pero sí estaba sacando el instinto de supervivencia. Sacaba la cabecita fuera del agua, pero noté como se estaba cansando, hasta que llegó otro señor que lo socorrió".

Una cámara de vigilancia residencial en el suroeste del condado de Miami-Dade grabó el momento cuando Patricia Ripley, acusada del asesinato de su hijo autista de nueve años, lanza al niño a un canal de agua en Kendall y luego sale corriendo.

En el video revelado este domingo por el canal Univision 23, se puede observar cómo Ripley caminaba al borde del canal llevando de una mano al niño. De pronto se detiene por unos segundos, lo acerca a la orilla y lo empuja con fuerza al agua. Mientras el niño intentaba salir da la espalda y se echa a correr.

Un juez de Miami dictaminó que la madre del niño autista deberá permanecer en prisión y sin fianza, acusada de intento de asesinato en primer grado y asesinato premeditado, tras revelarse detalles que implican directamente a la mujer en el crimen.

Katherine Fernández, la fiscal del caso, dijo que debido a que el niño no hablaba, no pudo decirles a sus rescatistas que su madre trató de matarlo, señaló por su parte el diario Los Angeles Times.

Luego del rescate, Ripley llevó a Alejandro a otro canal, “pero esta vez nadie pudo salvar a este pequeño”, en un caso que ha conmocionado a toda la comunidad del condado.

El cadáver de Alejandro fue encontrado el viernes flotando en un canal de un campo de golf, agregó el periódico.

“Lo intentó una vez y la gente lo rescató. Estaba vivo. Pudo haber seguido vivo. Ella tenía la intención, según los hechos del caso, de matarlo”, aseguró la fiscal.