Recortes de fondos para escuelas públicas de Broward por uso obligatorio de mascarillas

El Comisionado de Educación de Florida anunció la retención de salarios a los miembros de la Junta Escolar del condado de Broward si no permiten que los padres tomen decisiones sobre el cuidado de sus hijos
Broward obliga al uso de mascarillas en escuelas públicas / Reuters
 

Reproduce este artículo

El Comisionado de Educación de Florida, Richard Corcoran, anunció la retención de fondos de las escuelas públicas en los condados de Broward y Alachua por obligar al uso de las mascarillas durante el año escolar 2021-22 que inició el 18 de agosto.

Este lunes, Corcoran dijo que el Departamento de Educación de Florida retuvo los salarios de los miembros de la Junta Escolar de ambos condados, ya que “la política de las mascarillas obligatorias viola los derechos de los padres al no permitir que opten por excluir a su hijo”.

El comisionado señaló que esta retención continuará mensualmente hasta que los distritos cumplan con las leyes y reglas estatales.

Según recoge Local 10 News, Corcoran indicó que protegería los derechos de los padres de “tomar decisiones sobre el cuidado de sus hijos”, ya que “los funcionarios no pueden elegir que leyes cumplirán”.

"Los políticos han jurado defender la Constitución y parece que no cumplen con ello”. agregó el comisionado.

El 20 de agosto, la Junta de Educación del Florida emitió una orden para los distritos escolares de Broward y Alachua exigiendo que cumplan con los mandatos estatales.

Corcoran también indicó que otros distritos escolares, incluidos el condado de Miami-Dade, se han opuesto a la orden ejecutiva del gobernador Ron DeSantis del 30 de julio.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron que los estudiantes de 12 años o más debían estar vacunados contra el COVID-19 y usar la mascarilla en espacios cerrados ante la contagiosa variante delta.

La Administración del presidente Joe Biden se comprometió a usar los fondos de ayuda del COVID-19 para poder financiar las recomendaciones de los CDC en las escuelas públicas de Florida.