Mandato de las mascarillas en las escuelas de Miami podría ser aliviado a fin de mes

El superintendente de las escuelas públicas de Miami-Dade anunció que los mandatos sobre el uso de mascarillas serían aliviados mientras se esperan los últimos datos del COVID-19
Alberto Carvalho, superintendente de las Escuelas Públicas del Miami-Dade
 

Reproduce este artículo

El superintendente de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade, Alberto Carvalho, anunció este miércoles que su mandato sobre el uso de mascarillas en las instituciones educativas podría aliviarse para fines de octubre ante una disminución de los nuevos casos y hospitalizaciones por el COVID-19.

Carvalho aseguró que la mayoría de las personas elegibles en el condado para recibir la vacuna contra la enfermedad, ya se han administrado al menos una dosis, por lo que la flexibilización del mandato podría ser aplicada pronto.

En la reunión mensual de la Junta Escolar en el centro de Miami, el superintendente indicó que esta decisión se basará en los últimos datos del COVID-19 que serán publicados este viernes por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés).

“Los datos nos daría la capacidad de cambiar de un protocolo de enmascaramiento obligatorio con adaptaciones respaldadas médicamente, a una política de enmascaramiento obligatorio, pero con una disposición de exclusión voluntaria por parte de los padres”, dijo.

Inicialmente, el distrito tenía la intención de activar un mandato de enmascaramiento opcional para estudiantes, pero la variante delta del COVID-19 provocó un aumento en las hospitalizaciones y muertes.

Luego de que se impuso el cubrimiento facial obligatorio, Carvalho prometió que los datos del virus serían revisados semanalmente con el objetivo se flexibilizar el mandato si las condiciones mejoraban.

“Tenemos tasas de positividad más bajas en nuestras escuelas que en el resto de los condados de Florida. Nunca hemos tenido una gran cantidad de estudiantes en cuarentena mientras que en condados más pequeños tenían el 19% de su población estudiantil en cuarentena”, expuso ante los miembros de la Junta Escolar.

Miami-Dade alcanzó un mínimo histórico la semana pasada para los estudiantes que deben cumplir con una cuarentena: menos de 1.000 estudiantes de una población estudiantil de 330.000, informó Carvalho.

“Las políticas contra el COVID-19 del condado han funcionado porque hemos mantenido informada a la población. No son una cuestión de opinión, son una cuestión de reconocimiento y asesoramiento de expertos”, finalizó.