DeSantis: “Padres podrán elegir si sus hijos deben usar mascarillas en escuelas”

El gobernador de Florida declaró que el estado no impondrá restricciones ante el aumento de casos nuevos y hospitalizaciones por el COVID-19
Ron DeSantis, gobernador de Florida
 

Reproduce este artículo

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró que en el estado no habrá cierres de escuela, ni medidas de restricción, incluso después de que Florida se convirtiera en el nuevo epicentro nacional del COVID-19.

“En Florida no cerrarán las escuelas, no habrá restricciones ni mandatos desde el estado”, indicó DeSantis el 30 de julio en un restaurante en Cape Coral; sin embargo, sostuvo que firmará una orden ejecutiva para “proteger los derechos de los padres”, y permitir que decidan si sus hijos deben usar las mascarillas en los centros educativos.

Según el gobernador, “el COVID es un virus de temporadas” e indicó que las personas continúan dando positivo aun estando vacunadas, por esta razón decidió no cerrar las escuelas.

DeSantis dijo que los floridanos “tendrán la libertad de elegir lo que sea mejor para ellos y que el estado protegerá el derecho de sus residentes a trabajar, a operar sus empresas y que los estudiantes asistan a la escuela en persona”.

El mandatario añadió que las agencias de salud, como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), no advierten sobre las consecuencias de sus medidas.

“¿Cuál es el resultado de tener a un niño de siete a ocho horas, cada día, con una mascarilla? ¿Eso es sano? ¿Cuál es el impacto negativo de esta restricción?”, cuestionó DeSantis.

El gobernador basó su argumento en “la experiencia y en los datos”, afirmando que las escuelas privadas que no obligaron a los niños a llevar mascarillas, tuvo el mismo impacto de casos por COVID-19 que aquellas escuelas donde los niños debían usarla obligatoriamente, cuando se dio la oportunidad de asistir físicamente a las aulas.

Por su parte, los CDC invirtieron algunas pautas contra el COVID-19 el pasado 27 de julio, recomendando el uso de mascarilla en espacios cerrados en todo Estados Unidos, incluso para las personas vacunadas.

La recomendación de las mascarillas incluye a maestros, personas, estudiantes y visitantes de las escuelas, independiente del estado de inmunización.