Policía retiene a Alex Otaola en el aeropuerto de Roma

Poco después del suceso, el influencer informó en Instagram que había abordado el avión hacia Florida sin mayores contratiempos.
Otaola-Italia.jpg
 

Reproduce este artículo

La policía italiana retuvo temporalmente al influencer cubano Alex Otaola en el aeropuerto de Roma este 25 de octubre cuando regresaba a Miami, informó la página oficial del activista en Twitter.

Poco después del suceso, informó en Instagram que había abordado el avión hacia Florida sin mayores contratiempos.

Otaola viajó este fin de semana al Vaticano para protestar junto a un grupo de cubanos contra lo que califican como “complicidad del papa Francisco” con el régimen de la isla.

Videos y testimonios en redes sociales muestran que, ante los impedimentos para entrar a la Plaza San Pedro de la Santa Sede, los cubanos optaron por acostarse en el suelo, con la bandera de Cuba como manto y dibujando con sus manos la letra “C”, símbolo de la petición de cambio político en su país.

Según CiberCuba, un participante no identificado por el medio aseguró que el Vaticano negó la entrada luego de recibir información de un posible atentado a la Santa Sede y sólo permitió el ingreso de 50 personas.

“No había amenaza de nada. Sencillamente la policía del Vaticano respondió a los intereses de la dictadura”, aseguró, al tiempo que calificó lo ocurrido como un acto "de total discriminación con los cubanos".

"Había una advertencia sobre mí y sobre la convocatoria. No había amenazas de ningún tipo. Al parecer la embajada cubana acá inventó todo tipo de mentiras sobre mí para impedir la demostración", añadió el influencer.

De acuerdo con él, a la Plaza de San Pedro sólo pudieron entrar cerca de 10 cubanos que iban sin grupo y que fueron sacados a la fuerza.

El pasado 18 de julio, el papa Francisco se pronunció sobre la actualidad de Cuba a raíz de las protestas ocurridas siete días antes y aseguró que ponía sus oraciones en Dios para que se construyera en paz, diálogo y solidaridad una sociedad cada vez más justa y abierta en la isla.