Muere en Miami la joven cubana Isleini Olivera, tras meses de lucha contra la leucemia

"Con mucho dolor debo escribir estas palabras, mi niña se nos ha ido, un ángel más en el cielo que nos estará guiando, nos tocó bailar bajo la tormenta, mi niña, pero supimos hacerlo", escribió la madre de la joven en Facebook.
Isleini Olivera
 

Reproduce este artículo

Isleini Olivera, la joven cubana de 26 años enferma de leucemia linfoblástica aguda murió esta semana en el Hospital Jackson Memorial de Miami, confirmó su madre, Miriam Tamayo, en Facebook.

“Con mucho dolor debo escribir estas palabras, mi niña se nos ha ido, un ángel más en el cielo que nos estará guiando, nos tocó bailar bajo la tormenta, mi niña, pero supimos hacerlo”, anunció la mujer, quien había recibido una visa humanitaria para viajar a Estados Unidos y acompañar a su hija durante el tratamiento médico.

“Nos dejas un vacío inmenso mi ángel, son tantas cosas las que quisiera decirte, pero te las dije en vida, mi amor, te amo y te amaré por siempre, mi niña linda (…)”, agregó Tamayo.

La madre de Isleini arribó a Miami a finales de febrero de este año, tras recibir la visa humanitaria que le permitió salir de Cuba y acompañar a su hija durante su ingreso y tratamiento en el hospital Jackson Memorial.

A su llegada a Estados Unidos, Tamayo aseguró que se sentía “feliz y contenta” por reencontrarse con su hija, pese su delicado estado de salud.

“La gente me ha apoyado mucho, no tengo palabras para agradecer todo lo que han hecho por mí. Son unas maravillosas personas”, aseguró.

Sobre los trámites para obtener la visa dijo que fue difícil, pues en una ocasión se la denegaron con el argumento de que ella quería viajar a los EE. UU. como una migrante más.

“Fue un proceso largo, cuando me denegaron, me derramé en llanto, a dar gritos, muy desesperada, porque me dijeron que era una posible migrante, pero yo estoy luchando por la salud de mi niña, soy una madre que está luchando por su niña, estar al lado de ella, yo quiero estar al lado de ella para besarla y abrazarla, en todo momento”, destacó.

Y cuando por fin le aprobaron la visa humanitaria, “lloré de la alegría”, señaló, emocionada.

A finales de enero ADN Cuba reportó que Isleini, ya ingresada en el hospital, pedía que le otorgaran una visa humanitaria a su madre, para que pudiera acompañarla durante su tratamiento, ya que la joven no tenía familiares en Estados Unidos.

Recomendaciones

 

Relacionados