Miami: Acusado de violar y disparar a niño, abusó de hijastra en Cuba

Aliex Santiesteban, acusado de violar y balear a un niño de 12 años en Miami-Dade, fue denunciado en Cuba también por abusos lascivos contra su hijastra
Aliex Santiesteban, acusado de abusar sexualmente y balear a un niño de 12 años en Miami-Dade
 

Reproduce este artículo

Aliex Santiesteban, acusado de violar y balear a un niño de 12 años en Miami-Dade, fue denunciado en Cuba también por abusos lascivos contra su hijastra.

Judith Peña, ex pareja y madre de una de las hijas de Santiesteban, quien permanece arrestado en Miami, también lo acusó en noviembre del 2020 por amenazar y acosar a su otra hija, informó el periodista Javier Díaz, de Univision.

Realizó la denuncia por "abusos lascivos" en la Habana del Este, en noviembre del 2020 y los hechos habrían ocurrido en el 2013, según el reporte de Univision.

"Necesito que toda la Ley caiga sobre sus hombros. Este depredador tiene que pagar por todo lo que ha hecho", dijo Peña desde Cuba.

Ella conoció la agresión contra su hija mayor cuando esta se negó a ir a vivir a Estados Unidos, como era la intención de Santiesteban, quien pretendía reclamarlas.

 

“Merece toda la pena máxima”, afirma otra expareja

Otra expareja sentimental de Santiesteban, esta residente en Miami, dijo que el hombre de 43 años “es un abusador, es un asesino, y merece toda la pena máxima que se le pueda dar”.

Yordana Aguilar, quien estaba con Santiesteban en el momento de su detención este lunes, declaró a Telemundo 51 que nunca se imaginó que el sujeto podía hacer algo así.

“Es un abusador, es un asesino, y merece toda la pena máxima que se le pueda dar a Aliex Santiesteban”, dijo la mujer en entrevista con el canal local.

Cuando lo cogieron a él yo estaba. Lo vi como un poco nervioso, y si le hablaba hacia ¡aahhh!”, recordó. “Yo no sabía nada, él me tenía engañada”.

Según Telemundo 51, Santiesteban tiene antecedentes de violencia doméstica. La policía explicó que llegaron hasta el acusado mediante el análisis de ADN.

 

El crimen de Miami-Dade

El asalto sexual y disparos a un menor de 12 años ocurrió el sábado, en el barrio de Brownsville, en el noroeste del condado. Santiesteban se enfrenta a varios cargos por secuestro de un menor, asalto sexual a mano armada a un menor, e intento de asesinato grave causando lesiones con un arma de fuego, entre otros.

El lunes se dieron a conocer otros detalles del escalofriante caso del niño secuestrado, asaltado sexualmente y baleado el fin de semana en el condado de Miami-Dade, que está grave, aunque estable, en un hospital.

“El menor estaba caminando por la 30 Ave y la 43 Terrace del NW de Miami Dade, alrededor de las 2:30 de la madrugada, cuando se le acercó un hombre en carro oscuro de 4 puertas”, explicó Álvaro Zabaleta, portavoz la policía de Miami.

El sujeto obligó al niño a subir al auto, manejó hasta un descampado en el área de la calle 45 y la avenida 41 del noroeste, donde lo violó en el asiento trasero.

Zabaleta dijo en conferencia de prensa este lunes, que el agresor activó los seguros de puertas para niños, evitando que el menor pudiera escapar. Ante la resistencia de la víctima, le disparó en la cara y lo arrojó fuera del vehículo.

El niño no podía ver por las heridas, y un transeúnte en bicicleta lo halló en la vía pública, y lo llevó a un negocio cercano para llamar al 911.

“Lo llevé a la tienda para que puedan llamar a la policía por él. Estaba consciente, luego cayó en la acera y dijo que le habían disparado”, declaró al canal local WPLG el hombre, identificado como Johnny.

Un video tomado por una cámara de seguridad muestra al menor sangrando y caminando a la esquina en donde se ubicaba la bodega y luego cayendo desvanecido, mientras una persona a su lado llama por teléfono. La grabación muestra a otro transeúnte que le proporciona agua y una toalla mientras esperan que lleguen los servicios de emergencia.

Allí se desplomó y lo llevaron al Hospital Jackson Memorial, desde donde “en condición estable, colabora con la investigación del caso”, reportó Telemundo 51.

Aunque sobrevivió, según el portavoz de la policía estuvo a un milímetro de que la bala lo matara.