Más de 30 cubanos llegan a los cayos de la Florida en balsa
Un numeroso grupo de cubanos desembarcó este jueves en Key West, Florida, justo en el punto que marca la distancia de 90 millas entre Cuba y Estados Unidos. Los “balseros”, según información preliminar, habrían salido el miércoles de La Habana
 

Reproduce este artículo

 

Un numeroso grupo de cubanos desembarcó este jueves en Key West, Florida, justo en el punto que marca la distancia de 90 millas entre Cuba y Estados Unidos. Los “balseros”, según información preliminar, habrían salido el miércoles de La Habana.

Se trata de 31 cubanos, según cálculos extraoficiales, entre ellos mujeres y una bebé. En las imágenes captadas por aficionados, se ve a las personas (la mayoría jóvenes), abrigados y con mochilas a la espalda, rebasando a pie los últimos metros entre el bote y la costa.

El periodista Daniel Benítez, de América TeVé (canal 41), reportó que varios residentes en la ciudad del condado Monroe que se encontraban en la zona del arribo, sintieron a las 4 de la mañana un fuerte ruido, y pronto se dieron cuenta que eran los migrantes de la isla desembarcando.

Quienes se encontraban en los cayos de Florida, ayudaron a los balseros a subir a tierra firme donde le dieron de manera informal la bienvenida, con alegría y se escucharon expresiones en español de “bienvenidos a la yuma”.

El medio local señala que las imágenes de balseros llegando al sur de la Florida, eran muy comunes antes del 12 de enero del 2017, cuando el entonces presidente demócrata Barack Obama eliminó la política de “pies secos y pies mojados”, que les daba a quienes tocaban tierra la posibilidad de un “parole” humanitario. De esta manera, comenzaban un camino expedito a la residencia permanente que sería efectiva al año y un día de pisar suelo norteamericano.

Sin embargo, ese no es el panorama que tienen delante los que arribaron este jueves. “Si entras ilegal a los Estados Unidos, y te detienen, tú tienes el derecho a pedir una fianza y después pedir asilo político, pero va a ser muy difícil el camino“, explica Wilfredo Allen, abogado especializado en inmigración.

 

Según la Guardia Costera de EE.UU. en los primeros siete meses del año fiscal 2020 se interceptaron en altamar 96 cubanos. En el año fiscal del 2019, la cifra fue de 481.

Wilfredo Allen, en declaraciones a América TeVé, continua su explicación: “Si entraste, no te rendiste o no te detienen, el camino también va a ser más difícil. Puedes solicitar asilo político, pero pueden determinar que por tu entrada ilegal vas a estar sujeto solamente a lo que se llama una suspensión de tu deportación o protección bajo la tortura”.

Para muchos, la llegada de este gran grupo de cubanos que escapó de la isla por el mar, en medio de la pandemia del coronavirus, es una muestra de la aguda crisis que vive el pueblo bajo el castrismo y el desespero ante la falta de alimentos, medicinas y libertades.