Incendio subterráneo obstaculiza labores de búsqueda y rescate en Surfside

A pesar de los inconvenientes y las horas transcurridas desde el último rescate, los bomberos y socorristas creen que podrían hallar a alguno de los 159 desaparecidos con vida
Labores de búsqueda en el inmueble derrumbado. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

Un peligroso incendio subterráneo obstaculizó durante la mañana de este sábado las labores de búsqueda y rescate en el inmueble derribado en la localidad de Surfside, en el condado Miami-Dade, Florida, informaron autoridades locales y estatales en una rueda de prensa.

Para contener el incendio y la propagación del humo, los bomberos usaron espuma, tecnología infrarroja, agua y otras tácticas, detalló el jefe del Departamento de Bomberos del condado, Alan Cominsky.

Según explicó, también instalaron ventiladores para mejorar la calidad de respiración y visibilidad en el sitio, aunque con mesura, ya que el aire en exceso podría empeorar la situación.

En declaraciones a El Nuevo Herald, el alcalde de Surfside, Charles Burkett, comentó que el equipo de emergencia aún no ha localizado el origen del fuego, pero que estima como causa probable el combustible derramado de los carros que fueron aplastados en el derrumbe.

“Afortunadamente, están rastreando los gases y no hay gases explosivos en este momento”, precisó.

A pesar de todos los inconvenientes, y de las horas transcurridas desde el último rescate, los bomberos y socorristas creen que podrían hallar a alguno de los 159 desaparecidos con vida. Estiman que a través de los huecos y hendeduras se ha podido filtrar el aire suficiente como para que una persona permanezca con vida.

“Lo más importante aquí es la esperanza, eso es lo que está impulsando mis decisiones en este momento, durante esta situación extremadamente difícil”, dijo Cominsky en la rueda de presa.

Respecto a los recursos desplegados para las labores de búsqueda y salvamento, el gobernador de la Florida, Ron DeSantis, afirmó que son “más que suficientes”, amén de que aún no se tengan resultados alentadores.

“Te despiertas por la mañana con la esperanza de que se encontraron a más personas, pero la noticia no ha sido lo que esperábamos”, dijo ante los medios.

El Champlain Towers South Condo, edificio residencial de 12 pisos ubicado en el 8777 de la avenida Collins, colapsó la madrugada del pasado jueves, con centenares de inquilinos, y a la postre víctimas, durmiendo dentro.

Hasta este momento el saldo oficial de muertos permanece en cuatro, de los cuales sólo se ha podido identificar a una mujer de 54 años, Stacie Fang, madre del adolescente de 15 años que fue rescatado el jueves de entre los escombros.

El joven es la última persona que ha sido rescatada, por lo que la cifra de desaparecidos se mantiene invariable en 159.