UE sanciona a esposa e hijo de Ortega por represión en Nicaragua

La vicepresidenta Rosario Murillo y su hijo Juan Carlos no podrán acceder a fondos ni servicios financieros de empresas europeas, sus cuentas allí quedan congeladas y tampoco podrán viajar a países europeos
Ortega-UE
 

Reproduce este artículo

La Unión Europea sancionó este 2 de agosto a la esposa del presidente de Nicaragua Daniel Ortega, la vicepresidenta Rosario Murillo, a su hijo Juan Carlos, así como a otros seis funcionarios por su responsabilidad en las “graves violaciones de los derechos humanos” en el país.

“Lamentablemente, la detención de un séptimo posible candidato presidencial el pasado fin de semana ilustra la magnitud de la represión en Nicaragua y proyecta una imagen inquietante para las próximas elecciones”, subrayó un comunicado de la UE, en referencia a Noel Vidaurre, puesto bajo arresto domiciliario el 25 de julio.

Las sanciones afectan ahora a un total de “14 personas” que no pueden viajar ni transitar por territorio europeo y cuyos haberes en la UE están congelados, según el comunicado.

“Los ciudadanos y las empresas de la UE están sujetos a la prohibición de poner fondos a su disposición”, subraya el texto.

Entre los sancionados se encuentran el consejero económico de Ortega, Bayardo Arce Castaño; el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Eduardo Porras Cortés; la presidenta de la Corte Suprema, Alba Luz Ramos Vanegas: al fiscal general Ana Julia Guido Ochoa; y dos funcionarios de la policía.

El hijo de Daniel Ortega, Juan Carlos, es el jefe del Movimiento Sandinista 4 de mayo y dirige Canal 8, una de las principales cadenas de televisión del país.

Las nuevas sanciones habían sido anunciadas a principios de julio por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

“Nicaragua entró en una espiral de represión” contra la oposición ante la cercanía de la elección presidencial, había lamentado Borrell ante el Parlamento Europeo reunido en sesión plenaria en Estrasburgo (este de Francia).

Las últimas sanciones europeas contra el gobierno de Daniel Ortega databan de mayo de 2020.

Ortega, un exguerrillero sandinista de 75 años, aún no anunció oficialmente su candidatura, aunque sus allegados y la propaganda partidaria visible en sitios públicos, dan por hecho que buscará reelegirse para un cuarto mandato sucesivo en noviembre.

En menos de un mes, el régimen detuvo a varios dirigentes opositores: los aspirantes a la presidencia Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro García, dos ex vicecancilleres, dos ex guerrilleros sandinistas disidentes y tres mujeres líderes de diferentes grupos adversarios del gobierno.

Tanto las agrupaciones a las que pertenecen los detenidos, como sus abogados, han coincidido en que los arrestos de las últimas dos semanas son ilegales por ejecutarse sin orden judicial, y que violan los derechos humanos porque en la mayoría de los casos no se ha vuelto a saber de los capturados.