DeSantis rechaza uso de “pasaporte de vacunación”

El gobernador dijo creer que las personas tienen ciertas libertades, entre ellas la libertad individual para tomar decisiones por ellos mismos.
Gobernador de Florida, Ron DeSantis.
 

Reproduce este artículo

El estado de Florida (EEUU) no permitirá que las autoridades municipales o de los condados exijan un "pasaporte de vacunación" contra el covid-19 para determinadas actividades, según anunció el lunes el gobernador Ron DeSantis.

"Es completamente inaceptable que el Gobierno o el sector privado impongan el requisito de probar que alguien está vacunado para participar en una sociedad normal", dijo DeSantis, quien anunció que dictará á un decreto prohibiendo cualquier medida de ese tipo en Florida.

El comentario del gobernador estaría relacionado con la noticia de que la Casa Blanca y varias compañías privadas de EEUU que trabajan para desarrollar un estándar de pasaporte de vacunación que certifique que su portador está inmunizado contra virus, una iniciativa que también prepara la Unión Europea (UE), según el Washington Post.

“Nosotros no vamos a forzar a nadie a vacunarse. Nunca ha estado en discusión ningún mandato para que la administración de estos fármacos sea obligatoria”, agregó.

DeSantis cuestionó que sea necesario contar con un pasaporte de vacunación: “¿Qué pasará con toda esa información? ¿Se las darán a las grandes corporaciones? ¿Acaso quieren que sea el zorro quien cuide a las gallinas?”

El gobernador dijo creer que las personas tienen ciertas libertades, entre ellas la libertad individual para tomar decisiones por ellos mismos.

“Si alguien quiere ir al cine, no tendrá que mostrar el documento, tampoco lo hará si quiere ir a un partido o a un parque temático. Nosotros no vamos a tolerar esas acciones”, advirtió.

Florida inició este lunes la vacunación a personas mayores de 40 años, un paso previo a la inclusión de los mayores de 18 años la próxima semana, y en momentos en que se incrementan con velocidad los casos de las variantes de covif-19

La ampliación del grupo de personas que desde este lunes pueden ser vacunadas ha ido de la mano con el incremento del suministro de dosis en los cuatro centros abiertos en Florida en coordinación con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés).

Según informó este lunes el Departamento de Salud estatal, los cuatro centros federales en las ciudades de Jacksonville, Orlando, Tampa y Miami aplicarán desde esta jornada unas 3,000 primeras dosis de la vacuna de Pfizer, y además seguirán operando hasta el 26 de mayo, es decir, un mes después de lo inicialmente previsto.

De acuerdo con cifras oficiales, Florida ha aplicado hasta la fecha casi 8.6 millones de dosis, de las cuales 2.9 millones corresponden a segundas dosis de Pfizer o Moderna, mientras que de la de Johnson & Johnson, de una sola dosis, se han suministrado más de 220,000.

Nuevos datos de los federales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) revelan un aumento en Florida de las variantes de COVID-19.

En este estado se han identificado hasta el momento 2,274 casos de la variante británica (B.1.1.7), 42 de la brasileña (P.1) y 14 de la surafricana (B.1.351)

Florida, que venía disminuyendo la tasa de casos en las semanas previas, no solo es el estado con mayor número de casos identificados de la variante británica en el país, que aglutina un total de 10,579, sino que ha duplicado los contagios de la misma respecto a la semana pasada, cuando registró 1,042 casos.