Políticos de Florida conmemoran aniversario 60 de Bahía Cochinos

Desde las 10:00 horas y con más de 100 asistentes, la conmemoración en el aeropuerto Air Force de Miami destacó la valentía de 1 300 jóvenes e idealistas que en 1961 desembarcaron en Bahía de Cochinos para liberar a Cuba del régimen comunista
Gobernador de Florida, Ron DeSantis, en la conmemoración
 

Reproduce este artículo

Políticos de Florida, miembros de la Brigada 2506 y representantes de la comunidad cubanoamericana conmemoraron este sábado 17 de abril el aniversario 60 de la Invasión de Bahía de Cochinos, hecho que está siendo recordado con varios eventos que honran la memoria de aquellos que perdieron la vida por la libertad y la democracia.

Desde las 10:00 horas y con más de 100 asistentes, la conmemoración en el aeropuerto Air Force de Miami destacó que el 17 de abril de 1961 un grupo de 1 300 jóvenes e idealistas desembarcaron en las playas de Bahía de Cochinos, en la occidental provincia cubana de Matanzas, con el propósito de liberar a Cuba del régimen comunista.

Entre los asistentes que honraron a la Brigada estuvieron el gobernador del sureño estado, Ron de Santis, el senador Marco Rubio, los congresistas Mario Díaz-Balart y María Elvira Salazar, el alcalde Francis Suárez y otros funcionarios electos y líderes de la comunidad local, así como representantes de organizaciones exiliadas cubanas, venezolanas y nicaragüenses.

El 15 de abril, en su primer discurso ante el pleno del congreso estadounidense, la republicana María Elvira Salazar, de origen cubano, envió un saludo a los veteranos de la Brigada 2506 y recordó su lucha por la libertad de Cuba hace 60 años.

“Esta semana es el 60 aniversario de la invasión de Bahía de Cochinos y dedico mi discurso de agradecimiento a los héroes de mi comunidad de exiliados cubanos: la Brigada 2506”, recordó la representante por Florida.

“¡Todo un honor dedicarle mi primer discurso ante el pleno a nuestros héroes de la Brigada 2506!”, dijo Salazar sobre su primera intervención ante sus homólogos del Legislativo.

De manera similar, el mes pasado los senadores Marco Rubio y Bob Menéndez presentaron una resolución bipartidista que honra "a los valientes" miembros de la Brigada.

El senador Menéndez dijo que la resolución enaltece a los integrantes de la Brigada de Asalto 2506 que “arriesgaron sus vidas con el solo propósito de restaurar la democracia, la libertad, los derechos humanos y justicia en su patria".

"Conmemoramos la lucha de más de 60 años del pueblo cubano por liberarse del yugo de la dictadura", agregó Menéndez, también de origen cubano y quien preside el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos.

La Brigada de Asalto 2506 es el nombre dado a un grupo de combatientes exiliados anticastristas que, entrenado y equipado por EE.UU. en 1960, intentó derrocar al régimen de Fidel Castro por la vía armada.

Fue uno de los principales actores de la Invasión de Bahía de Cochinos, conflicto en el que resultó derrotada por las Fuerzas Armadas de Cuba en abril de 1961.

En su gran mayoría, los brigadistas eran exiliados con fuertes sentimientos anticastristas, militares que lucharon además contra el régimen de Batista, demócratas anticomunistas, y simpatizantes de las ideas patrióticas que rechazaban los nexos de Cuba con la antigua Unión Soviética.

La noche del pasado jueves, en su noticiero televisivo de horario estelar, el castrismo intentó desacreditar a los veteranos de la Brigada 2506, vinculándolos con presuntos “terroristas” y supuestos planes de sabotajes en la isla para los días del VIII Congreso del Partido Comunista.

En voz del periodista Humberto López, que desde hace meses despliega una campaña de descrédito en televisión nacional contra opositores, activistas y críticos del régimen, el oficialismo aludió a supuestos “planes terroristas” contra Cuba, por los que estarían detenidos cuatro individuos relacionados con organizaciones de la Florida. 

López aseveró que desde Estados Unidos se preparaban los sabotajes “para ejecutar en los próximos días”, mientras se desarrolla el congreso del PCC. Llegó a decir, sin prueba alguna, que estos incluían ataques armados, afectar el servicio eléctrico e introducir “una cepa de la COVID-19”.