Aumentará en Miami-Dade rastreo de casos de COVID-19
El alcalde del condado, Carlos Giménez, anunció que recibirá aportes para pagar a 250 personas que trabajarán en el seguimiento de los casos
 Un trabajador de la salud, junto a un policía de Miami-Dade. Foto. DAVID SANTIAGO/ MIAMI HERALD

El condado Miami-Dade aumentará el rastreo y localización de casos del nuevo coronavirus incorporando a 250 personas adicionales, que trabajarán en esas labores.

"Hemos estado intercambiando estrechamente con el gobernador Ron DeSantis y el equipo del Cirujano General de Florida para aumentar la localización de contactos en todo el condado de Miami-Dade. Aprecio el compromiso del gobernador de ayudar a expandir el rastreo de contactos en el sur de Florida, una de las zonas donde más ha afectado la COVID-19", señaló el alcalde Carlos Giménez, según un reporte de la cadena Telemundo 51.

Informó además, que “el personal legal del estado y del condado resolvió todos los detalles y firmó un acuerdo de $ 14 millones para tener 250 rastreadores de contacto adicionales en el condado de Miami-Dade hasta el final del año”.

Los rastreadores de contacto trabajarán para el Departamento de Salud de Florida y serán pagados por los fondos de Miami-Dade recibidos de la Ley CARES federal, explicó.

En el condado se prepara también, el "Programa de Empoderamiento Comunitario" voluntario a través de una aplicación que ayudará los residentes a rastrear los puntos críticos de virus para evitar la propagación, señaló Giménez.

"Todas estas herramientas pueden ayudarnos a reducir la curva COVID-19", añadió el alcalde del condado Miami-Dade, que este jueves llegó a 55,961 casos de coronavirus.

Giménez hizo un llamado a los residentes del condado para detener la propagación del virus. "Lo más importante es que todos deben asumir la responsabilidad y ayudar a detener la propagación, usando máscaras en todos los espacios públicos, dentro y fuera, y manteniendo el distanciamiento social de al menos 6 pies, así como lavarse las manos con frecuencia", recordó.

"Si todos hacen su parte, veremos que nuestra tasa de positividad baja, nuestros hospitales no se verán abrumados y podremos comenzar a reabrir negocios guiados por las nuevas reglas de normalidad", puntualizó.

Las autoridades sanitarias de la Florida reportaron este sábado 10 383 nuevos casos de COVID-19, con lo cual persiste la tendencia al alza de la enfermedad pandémica en el estado del sol, considerado el epicentro emergente de la epidemia en Estados Unidos.

Con el nuevo incremento, los casos acumulados rebasan el cuarto de millón, sumando 254 511, mientras que los fallecidos como consecuencia de la enfermedad provocada por la cepa de coronavirus SARS-CoV-2 ascendieron a 4 298.

La tendencia al alza de la epidemia en Florida ha coincidido con el proceso de reapertura gradual del estado. Este sábado, una jornada de gran incremento en el número de casos, y tras los 11     433 reportados el viernes, el segundo mayor aumento diario, la atención la acapara el reinicio de actividades del parque temático insignia de Walt Disney, en Orlando, una decisión polémica que ha ocasionado disgusto en algunos empleados.