Cinco mitos y realidades sobre el Cáncer de Mama

La verdad es una categoría filosófica, una amorfa realidad que muta de tiempo en tiempo, entre personas y según el lugar donde ocurre. De eso se han ocupado los filósofos desde Platón con su Mito de la Caverna hasta los actuales enfoques de clasificar la información científica en Niveles de Evidencia y Grados de Recomendación. Este último esquema es una matriz para expertos, a nadie se le pide que apoye sus opiniones en estos consensos tan matemáticamente calculados que hasta los especialistas tienden a saltar a las conclusiones directamente sin reparar en cómo se llegó a tal conclusión. A veces, el juicio personal no es suficiente y es necesario mirar a las Evidencias Médicas sin dejar de tener el oído puesto en el saber popular tan lleno de sentido común.

El caso del Cáncer de Mama es un buen ejemplo de mitos que han invadido nuestra consciencia colectiva y amenazan con arraigarse allí irremediablemente.

 

 

Mito 1: Un bulto, masa, o “bola” en un seno, significa Cáncer de Mama

Realidades:

Un pequeño porcentaje de casos en los que se detecta una masa durante la palpación de un seno significa un Cáncer Mamario. La palpación de Mama es fuente de muchos falsos positivos, lo que confirma su utilidad, mejor equivocarse por sobrestimar el problema que subestimarlo. Cuando además de un bulto, aparecen signos de enrojecimiento, retracción del pezón y cambios en la piel entonces las posibilidades de que en efecto sea un Cáncer de mama son mayores.


Mito 2: Los hombres no padecen Cáncer de Mama

Realidades:

El número de casos de hombres con este flagelo es mucho menor que en las mujeres, sin embargo, comparativamente, su mortalidad es mayor. Probablemente se deba a menor percepción del riesgo y a factores relacionados con retraso en el diagnóstico y búsqueda de tratamiento. Un hombre con una masa en el área debe buscar ayuda médica.



Mito 3: El uso de desodorantes es causa de Cáncer de Mama

Realidades:

No hay evidencia científica que apoye esa aseveración. No hay vínculos inequívocos entre el uso del Parabenos, Aluminio y conservantes del desodorante axilar y el Cáncer de Mama.

 

 

Mito 4: Ser portador de las Mutaciones genéticas BRCA1 o BRCA2 indica que definitivamente se desarrollará el Cáncer de Mama

Realidades:

Se ha relacionado la presencia de mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 a un aumento comparativo de probabilidades 5 veces mayor de padecer Cáncer de mama y/o ovario. La mayoría de los casos de Cáncer Mamario son esporádicos, o sea que no se trata de una predisposición genética. Tal caso solo corresponde al 6% de los diagnósticos, que sí se han relacionado a variantes nocivas de los genes BRCA1 y BRCA2. Incluso, las mujeres portadoras de estas variantes nocivas no siempre desarrollan Cáncer de Mama u Ovario. La realidad es que una mujer BRCA1 o BRCA2 positiva tiene 5 veces más posibilidades de padecer Cáncer de mama en comparación con las no portadoras, lo cual es una probabilidad muy alta pero no definitiva.


Mito 5: Tener familiares cercanos con Cáncer de mama significa que probablemente lo desarrollarás

Realidades:

La mayoría de las mujeres con Cáncer de mama no tienen antecedentes familiares. Sin embargo, aquellas con familiares que sí lo han padecido están expuestas a un mayor riesgo. El mayor riesgo está en aquellas en las que se verifica que múltiples generaciones están afectadas por la enfermedad, entiéndase abuelas, madres, tías e hijas diagnosticadas antes de los 50 años; luego le sigue en nivel de riesgo cuando su madre o su hija han sido diagnosticadas y, finalmente, el menor grado de riesgo familiar corresponde al que se le atribuye a las abuelas y tías.

Difunde este mensaje. Los dramas que acontecen alrededor de las mujeres con Cáncer de Mama justifican más que un Octubre Rosa. Ciencia es amor.

 

Dr. Yuri
Rodríguez
Escrito por Dr. Yuri Rodríguez

Médico apasionado por la medicina interna. Entre sus áreas de interés están el estudio de las intersecciones de los últimos avances en las ciencias de la salud con las sociedades, así como la divulgación científica.