Locutor Yunior Morales lo vuelve a hacer y con humor critica desabastecimiento de tiendas cubanas

El locutor se grabó en una tienda donde sólo ofertaban agua y algunas botellas de ron o algún otro licor, y bromeó con ello para criticar la escasez que se padece en la isla
Yunior Morales
 

Reproduce este artículo

El locutor cubano Yunior Morales, quien se ha convertido en una de las voces más seguidas en redes sociales por su frontal postura contra las arbitrariedades del régimen y la situación de crisis que vive la isla, protagonizó este domingo una rápida escena de humor para deleite de sus seguidores, mediante la cual criticó el profundo desabastecimiento de las tiendas cubanas.

“Este es el momento en que Acuaman se casa con Acualina. Acualina, ven aquí”, se filmó diciendo Morales en una tienda donde sólo se veía agua a la venta, además de algunas pocas botellas de ron o algún otro licor.

El breve video ha motivado hasta el momento varias reacciones y comentarios que comparten la clave de humor y crítica del locutor, quien ha sufrido consecuencias por expresarse libremente.

“Potencia hidráulica”, “Fuiste a agualandia”, “Hay que estar hidratados” y “Agua pa´ Mayeya” son algunos de los comentarios recibidos por Morales en su post con el video, el cual evidencia la escasez y el desabastecimiento de los que adolecen los establecimientos de comercio en Cuba, en un contexto además de inflación y aguda crisis económica.

A inicios de febrero, Morales explicó a sus seguidores y amigos en Facebook que por hacer uso de su libertad de expresión en esa red social estaba siendo reprimido profesionalmente.

Según detalló en ese entonces, desde antes de la pandemia, debido a la operación de cadera de su madre, pudo grabar los programas radiales y televisivos desde su casa.

"Durante todo este tiempo sucedió lo de tripas en millones sin decirnos qué sucede con la carne, luego otras cuestiones que no estoy de acuerdo, como un cubano más, y me expresé por esta vía inmediata, las redes sociales. 

No soy de buscar fama ni reconocimiento, sobraron oportunidades para entrevistas, propuestas de trabajo hasta con mejor salario, pero desde mi posición como Locutor en Radio y Televisión quise ver hasta dónde hay o no respeto a la libertad de expresión", añadió.

Morales fue marginado de programas con corte político y ahora solo realiza, desde su vivienda, dos musicales y carteleras. “Nadie paga porque diga lo que pienso, la verdad no tiene precio. No hay maldad en mí y sí deseos de que todo mejore", concluyó su mensaje el mes pasado.