Vietnam sustituye a Bolivia como país invitado a Feria del Libro de La Habana
Cuba no dio razones del cambio, pero es probable que se deba al nuevo gobierno en el país andino, con el cual las relaciones son tensas desde la caída de Evo Morales
Logotipo de la Feria Internacional del Libro de La Habana

Las autoridades cubanas sustituyeron el país invitado de honor a la 29 Feria Internacional del Libro de La Habana, prevista del 6 al 16 de febrero de 2020. Antes era Bolivia y ahora será Vietnam.

El Ministerio de Cultura, organizador del mayor evento cultural de la Isla, no dio razones del cambio, pero es probable que se deba al nuevo gobierno en el país andino, con el cual las relaciones son tensas desde la caída de Evo Morales, aliado estratégico de los Castro.  

“Las editoriales cubanas y vietnamitas brindarán un panorama de la literatura de esa nación, cuyas raíces están en los acontecimientos más trascendentes de una historia que ha estado acompañada de imperecederas hazañas en defensa de los valores nacionales, la independencia y la libertad del pueblo de Ho Chi Minh”, declaró la agencia oficialista Prensa Latina.

Hasta el momento no han trascendido detalles sobre la presentación vietnamita en la Feria, cuya sede principal será, como siempre, la antigua fortaleza Morro-Cabaña. Se desconoce qué libros presentarán los invitados, si vendrá a Cuba algún autor famoso de a tierra de los anamitas o si traerán alguna manifestación cultural distinta a la literaria para añadir brillo a su paso por la capital caribeña.

Lo cierto es que todo apunta a mucha improvisación de última hora.

En agosto de este año, Bolivia dio a conocer que sería el país invitado de honor y dio algunos pormenores sobre su presencia en la Feria.  

Más de 300 títulos, la historia del carnaval de Oruro, danzas como la saya y los macheteros hubieran sido las iniciativas de aquel país de no haber ocurrido los sucesos políticos recientes.

El intento de reelección de Morales desató grandes manifestaciones en octubre y provocó una auditoría de la Organización de Estados Americanos que encontró irregularidades en el conteo de votos.

Tras perder el apoyo de la ciudadanía, la oposición y la cúpula militar, Morales huyó hacia México y dejó al país sumido en el caos. El gobierno interino despachó entonces a los colaboradores cubanos y intercambió fuertes declaraciones con la cancillería de La Habana.

Cuba y Bolivia habían sido aliados desde que el presidente indígena llegó al poder en 2005.