Víctima de negligencia médica en Cuba no estaría recibiendo la reparación prometida
Martha Arbelo Ponciano, una costurera de más de 60 años, se encuentra deprimida y sin entender, luego de que le prometieran operarla con rapidez tras un caso de negligencia médica. Se saltaron su turno en la lista
Martha Arbelo Ponciano sufrió daños en una pierna producto de una cirugía, según la denuncia.

La jurista cubana Deyni Terry Abreu, fundadora de BarbarA's Power Cuba (un negocio de diseños afrocubanos y productos del mercado de la Moda) denunció este martes un caso de negligencia médica cuya víctima no encuentra solución por culpa del “actuar negligente de Estado”, representado por sus instituciones de Salud Pública.

Terry Abreu contó la situación que estaría viviendo la ciudadana Martha Arbelo Ponciano, “una mujer negra que sufrió una negligencia médica” por parte del cirujano Luis Felipe Paredes, del Hospital Universitario Clínico Quirúrgico “Comandante Manuel Fajardo”, en La Habana.

De acuerdo con el mensaje, Martha Arbelo, una señora de más de 60 años, se desempeña como costurera pero ahora “está deprimida y sin entender” y no puede “ganar dinero para solventarse” porque sus piernas son sus instrumentos de trabajo.

Como consecuencia de la negligencia médica, la pierna de la señora habría quedado dañada, convertida “en una K”, según relató la jurista.

“A ella le han estado prometiendo que (…) la iban a operar ahora”, pero su turno en la lista de espera fue saltado, quedándose la víctima sin la operación.

Terry Abreu comentó además que “estás cuestiones hay que publicarlas porque la indolencia es un crimen”.

 

 

“Ahora nadie responde por esta señora”, que ha recibido una confirmación de la negligencia por parte del Ministerio de Salud, dijo Terry en un post aparentemente incompleto; sin embargo, queda claro en su denuncia que hasta el momento la operación que necesita la señora Martha Arbelo para reparar el daño continúa postergada.


Esta acción a favor de pacientes que llevan años sufriendo hasta por problemas congénitos, es buena, pero lo que no se...

Publicado por Deyni Terry Abreu en Martes, 12 de noviembre de 2019

En octubre último, ADN CUBA documentó otras dos denuncias de maltratos y desatenciones vinculadas al sistema cubano de salud pública.

José Ángel Ricardo, un joven de Santa Fe, al Oeste de la capital, contó en su cuenta de Facebook que llevaba meses esperando respuesta del Hospital Hermanos Ameijeiras, para realizarse una cirugía.

En febrero de 2019, relató el joven, le dijeron que en junio lo llamarían para ingresarlo y así sucedió. Pero José Ángel solo permaneció en el Hospital cuatro días. Al cuarto día de ingreso, el doctor que lo atendió le dijo que lo volverían a llamar, porque sufrieron un percance y se rompió la sierra específica para ese tipo de cirugía. Pero pasaron los meses y hasta el momento de su denuncia aún continuaba esperando.

También en octubre la camagüeyana Flor María Mantecón aseguró haber sido víctima de maltrato, desatención médica y coacción de oficiales de la Seguridad en el Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech, de la ciudad de Camagüey.

Según contó la señora a ADN CUBA, se estado de salud empeoraba entonces, luego de ser expulsada del hospital sin un diagnóstico o tratamiento para sus dolencias.